A Galicia en busca de un milagro

  • El Ciudad de Huelva, con sólo siete jugadores disponibles debido a las bajas de Drame y Ermolinski, visita esta noche (21.00 horas) al Rosalía, que cuenta con sólo dos victorias más que los onubenses

El Ciudad de Huelva visita hoy Santiago de Compostela para enfrentarse al Beirasar Rosalía (pabellón multiusos Fontes Sar, 21.00 horas) dentro de la 28ª jornada de Liga.

El conjunto onubense 'peregrina' hasta tierras gallegas no para expiar sus pecados, sino en busca de un milagro, porque no podría calificarse de otra manera una hipotética victoria esta noche de los pupilos de Pepe Rodríguez.

No podía encarar el CB Huelva el encuentro en unas condiciones más precarias, y es que parece que todas las 'meigas' se han vuelto en su contra para este compromiso. A la difícil situación económica que vive el club (sin novedad en el tema después de que se cobrasen dos meses de atrasos) se une ahora la deportiva, con un equipo cogido con alfileres hasta límites insospechados debido a su escasa plantilla y a las lesiones.

Por increíble que parezca en un deporte y una categoría tan profesionalizados, el conjunto onubense se ha desplazado a tierras gallegas con sólo siete jugadores de su primer plantel (lejos quedan ya los 11 efectivos con los que se inició la temporada). Y es que de los nueve profesionales que tiene el CB Huelva, dos se han quedado sin subirse al autobús por lesión: Pavel Ermolinski y Souley Drame (al que no se ha querido forzar para no agravar la microrrotura que padece).

De esta forma, Pepe Rodríguez no tendrá que 'quebrarse' mucho la cabeza para formar un equipo titular y hacer los pertinentes cambios, pues sólo cuenta con dos bases (Eric Sánchez y Antonio Bustamante); dos exteriores (Van Lacke y Bennerman) y tres interiores (Silinskis, Morón y Onyekwe). Si el técnico repite el equipo titular que salió ante Alicante (Eric, Van Lacke, Bennerman, Onyekwe y Silinkis), le quedarían para sustituciones un exterior (Bustamante) y un interior (Morón).

Para más 'inri', los dos lesionados (Ermolinski y Drame) son los dos hombres más polivalentes que tiene la plantilla, lo que condiciona aún más el juego del equipo. Ni que decir tiene que el arbitraje será un aspecto fundamental, ya que si los colegiados empiezan a pitar faltas con facilidad el CB Huelva puede salir muy perjudicado y acabar el duelo en cuadro.

Y por si fuera poco, la expedición albiazul ha tenido que hacer un viaje de unos 900 kilómetros en autobús (más otros tantos de vuelta), con salida a las 9.00 horas de ayer desde la sede del club.

Desde luego, no son las condiciones más idóneas para afrontar un encuentro, pese a lo cual nadie le puede quitar al equipo la ilusión por sumar una nueva victoria, porque esta plantilla ya ha dado este año muestras sobradas de su profesionalidad.

El triunfo de la pasada jornada sobre Alicante debe servir como referencia, tanto por la actitud del equipo como por el gran nivel defensivo que mostró. Con la permanencia virtualmente conseguida a falta de 7 jornadas para el final de Liga, al CB Huelva se le ha abierto una puerta para entrar en el play off de ascenso, y va a apurar sus opciones para conseguirlo.

El CB Huelva es 11º en la clasificación con 12 partidos ganados y 15 perdidos, mientras su rival, el Rosalía, es 8º con 14 y 13, por lo que se trata de un rival directo.

Ninguno de los dos equipos afronta el choque en un buen momento. El CB Huelva sólo ha ganado dos partidos (Alicante y Aguas de Valencia Gandía) de los 10 últimos, mientras el Rosalía ha perdido 5 de sus últimos 7 partidos y acumula tres derrotas consecutivas. Los onubenses llevan más de tres meses sin ganar a domicilio (la última victoria fue en Melilla el 21 de diciembre, jornada 14) y ahora tienen una buena oportunidad para romper la racha.

El de hoy es uno de esos partidos en los que hay mucho que ganar y poco que perder. Un tropiezo entra dentro de la lógica y no agravaría mucho la situación, mientras una victoria valdría su peso en oro de cara a alcanzar la 9ª plaza. Sin duda, hoy es un buen día para los milagros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios