RECREATIVO

Funambulismo recreativista

  • La victoria del Recre en Valencia materializa la evidente mejoría del equipo en las últimas jornadas · A pesar del baño de autoestima recibido ahora corre el peligro de cegarse por la euforia del momento

Comentarios 0

En apenas unos días, el Recreativo ha clarificado su futuro. El 0-2 de Valencia reúne muchos logros para solapar dudas y sentencias. En el momento más oportuno. Se miraba al partido del Levante con expectación, llamando a la necesidad de ganar para dejar KO a un rival directo. Y el Recreativo no ha fallado. Y se ha alejado un poco más del descenso. Y, además, ha acabado con rachas negativas que pesaban como losas frías de mármol.

Ganar el domingo ha supuesto una liberación. Y también una revelación. El Recreativo se ha demostrado que sabe estar cuando la ocasión lo requiere. Necesitaba ganar en casa, una semana antes, y lo hizo al Zaragoza. Con el Levante tampoco dejó escapar la oportunidad.

Las de este equipo no parecen soluciones provisionales. Ha experimentado una clara mejoría en el juego y despierta sensaciones más positivas en el terreno de juego que las que le lastraron durante el comienzo de la Liga. Pero lo más importante es que ha empezado a creer en sí mismo y en sus posibilidades.

Sólo así es posible salir de una asfixiante sequía goleadora, que cobraba ya tintes paranoicos. Salió del atolladero en noviembre, con la permisible salvedad del Camp Nou. Y mejoró con nota en este mes de dos partidos y cuatro goles.

No deja de ser significativo, sin embargo, que vea puerta además, sin protagonismo de sus delanteros titulares. Ahí ha surgido la versión obrera de este Recre, en el que todos arriman el hombro hasta el punto de que centrocampistas como Carlos Martins o Jesús Vázquez se llevan la gloria goleadora, o que un atacante inédito hasta ahora como Camuñas, se estrene en este momento.

El equipo está de enhorabuena por esta aportación mancomunada. También Víctor Muñoz. El técnico repite como máxima personal que quiere a un Recreativo en el que todos los jugadores se impliquen y hagan de todo. Tiene a sus órdenes a una plantilla más solidaria que nunca, resuelta en defensa y risueña en ataque. Ahí está consiguiendo resultados y repartiendo invitaciones para soñar.

Pero ahora no lo tiene fácil el Decano. Ha ganado optimismo y confianza, pero no debe creerse que ya tiene medio trabajo hecho. El discurso será uniforme ahora en la moderación, pero aún así es complicado mantener el equilibrio en un entorno en el que futbolistas y entrenadores pasan de villanos a héroes con más facilidad que se ganan partidos.

Si de algo debe servir la crisis del comienzo de Liga es para recordar cuál es la realidad de este club y este equipo, que deben ganarse jornada a jornada el derecho a seguir en la Primera División.

Las asignaturas pendientes las están sacando adelante en las últimas fechas. Ahora a vuelto a ganar fuera de Huelva, marcando goles hasta por partida doble y manteniendo su portería a cero.

Este parece un Recre adulto, al que quizá le faltó en Valencia para reafirmar su creciente madurez. Aunque es ahora cuando debe sacar lo mejor de sí mismo incluso con un grande como el Atlético de Madrid delante. Incluso aunque parezca que la Segunda División queda lejos en este final de año de turrón para todos.

Todavía queda mucho que sufrir y trabajar en 2008. Para los modestos el camino a la salvación transita por un fino alambre, peligroso para los confiados y para los temerosos. El Recreativo de Víctor Muñoz parece que está haciéndose al equilibrio, pero ahora debe saber que con la llegada de la segunda vuelta no tendrá red que le proteja. El fútbol es así.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios