Fin a una Liga sin emoción

  • El Real Madrid, a falta de seis jornadas para la finalización del torneo, suma nueve puntos más que el Barcelona y diez que el Villarreal, una diferencia casi insalvable

La Liga ha llegado a su final, por lo menos en los que se refiere al nombre de su campeón, ya que el Real Madrid aumentó su distancia en la cabeza con respecto al segundo, el Barcelona, en nueve puntos, un diferencia definitiva a falta de dieciocho puntos por jugarse. La victoria del conjunto blanco frente al Murcia y los malos resultados de catalanes y del Villarreal propició que el campeonato se decida de forma insulsa y sin la más mínima emoción a falta de un poca más de un mes para que se ponga el telón.

El pasado año, una de las ediciones de la Liga con más incertidumbre que se recuerdan, parecida al de los títulos perdidos por el Madrid en el campo del Tenerife a principios de los 90 o la que dejó escapar el Deportivo con ese famoso penalti de Djukic, el Barça lideraba el campeonato con 62 puntos, uno más que el Sevilla, dos sobre el Real Madrid y seis más que el Valencia, que aún tenía opciones.

Pero esa emoción de tardes con los aficionados llevando su transistor a los estadios toca a su fin en lo que se refiere a la búsqueda del campeón. La ventaja del equipo de Schuster, al que se le vio celebrando el gol de Sneijder con la euforia que da la Liga en el bolsillo, con los que tenían que ser sus adversarios en la lucha por la copa se ha visto agrandada por los fallos de Barcelona y Villarreal en las últimas semanas, sobre todo del conjunto de Rijkaard, que ha sumado una sola victoria en las últimas siete semanas. Por su parte, el equipo de Pellegrini, al que hace nada se le daba como firme candidato a pelear con los blancos, regresó a Castellón de vacío tras su paso por Andalucía, donde cayó ante Sevilla y Almería.

Números de campeón

Pese a la segunda vuelta tan irregular que ha realizado el Real Madrid, el hecho de llegar a falta de seis jornadas con 69 puntos en su casillero es una garantía de que la consecución de su segunda Liga consecutiva no está muy lejos. En los últimos años, el equipo que ha rozado en la jornada 32 los 70 puntos se ha proclamado campeón al final de las 38. En la temporada 2000-02, el propio Real Madrid aventajaba, con 69 puntos también en la clasificación, en nueve a su perseguidor. En la 2003-04, el Valencia (con 69) le llevaba dos de diferencia al Madrid y suyo fue el título. El Barcelona de Rijkaard ganó sus dos últimas competiciones españolas llegando a esta jornada con 72 y 70 puntos, respectivamente. Sólo una debacle de dimensiones monstruosas dejaría al equipo blanco sin otro título. Una Liga, por otro lado, que se lleva un equipo que ha tirado más de efectividad que de buen juego. Esta tónica es la que lleva al fútbol nacional ha fracasar en las competiciones europeas (aunque el Barcelona esté en semifinales de la Liga de Campeones).

Calendario

Si el Real Madrid logra vencer en sus siguientes tres partidos, se convertirá en campeón. El tan deseado pasillo del Barcelona al conjunto de la capital de España en el Santiago Bernabéu se podría ver el primer fin de semana del mes de mayo. Para que esto ocurriese, además, el Barcelona tendría que pinchar en una ocasión, puesto que aún no se conocería el goal average particular hasta que no finalizase el choque. Dejando las cuentas a un lado, el campeón de Liga de la temporada 2007-08 tendrá un nombre propio: el Real Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios