Fernando Alonso vuelve a resignarse

  • El asturiano no espera alegrías esta temporada con su Renault en el Mundial

El piloto español Fernando Alonso (Renault) evidenció ayer que no ha mejorado su autoestima respecto a las opciones con las que cuenta esta temporada para hacer algo grande con su monoplaza en el Mundial de F1 y ha vuelto a hablar de resignación ante el que cree él que será un año para acabar por debajo del sexto lugar en el clasificación.

En una entrevista concedida al programa 'Tot gira' de 'Catalunya Ràdio' el bicampeón del mundo de la F1 repasó la actualidad en este deporte, a una semana del Gran Premio de España que se celebrará en Montmeló, y volvió a mostrarse realista, como en las numerosas comparecencias que ha efectuado en los últimos meses, después de conocer qué tipo de monoplaza conduciría esta temporada. "Hemos empezado mal este año y en la Fórmula Uno es difícil recuperar el terreno perdido en poco tiempo. Intentaremos, lógicamente, mejorar en todo lo posible para acercarnos a los lugares más dignos, pero el aprobado lo tenemos difícil", destacó.

El corredor asturiano no teme que pueda perder relevancia frente a las grandes escuderías en el futuro, porque tiene claro dónde esta su techo. "No me asusta perder caché si acabo séptimo u octavo, porque este año voy a quedar aún por debajo de estas posiciones", justificó.

Alonso está convencido de que en Renault celebrarían a lo grande esta temporada si él sube al podio, más que si el año pasado la escudería francesa hubiese ganado una prueba del mundial.

"Un podio sería una sorpresa. El año pasado, una victoria en Renault era más esperada", precisó Alonso, quien se centra en cuál es su objetivo a corto plazo: "Nos tenemos que hacer a la idea y en el futuro intentaré que los equipos punteros confíen en mí".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios