Federer, a un paso del vigésimo Grand Slam

  • El suizo, en la final tras el abandono de Hyeon Chung, se juega mañana con Cilic el primer título del año

Roger Federer saluda al público después de clasificarse para la final del Abierto de Australia. Roger Federer saluda al público después de clasificarse para la final del Abierto de Australia.

Roger Federer saluda al público después de clasificarse para la final del Abierto de Australia. / TRACEY NEARMY / efe

Sólo un paso separa a Roger Federer de su vigésimo título de Grand Slam. El suizo dio una lección a un Hyeon Chung disminuido por las ampollas y avanzó sin problemas a la final del Abierto de Australia, donde buscará mañana ante el croata Marin Cilic sumar otro capítulo a la leyenda.

Apenas una hora y dos minutos de trabajo tuvo Federer ante el joven surcoreano, quien se retiró cuando estaba siendo arrollado 6-1 y 5-2 por el helvético. El esperado duelo generacional entre la estrella de 36 años y el aspirante de 21 fue al final una simple clase exprés del maestro.

"No me gusta llegar a la final así", dijo Federer tras la breve semifinal. "He jugado con ampollas en el pasado y sé que duelen mucho. A veces es demasiado. Me di cuenta de que algo andaba mal antes que pidiera asistencia", comentó piadoso el suizo. El Chung que se presentó ante Federer no se pareció en nada al que asombró al mundo dejando en el camino a jugadores como Novak Djokovic o Alexander Zverev. El surcoreano fue vapuleado desde el inicio por Federer y tras pedir asistencia médica en el segundo set abandonó.

Más allá de los problemas del rival, Federer también hizo muy bien su trabajo en el breve tiempo de partido. El experimentado suizo pidió recibir tras ganar el sorteo y quebró de entrada a un tenso Chung. Consciente de los problemas del rival, el campeón de 19 Grand Slam apostó a desgastar al surcoreano desde el fondo y en ningún momento soltó el pie del acelerador.

Federer llega así a su trigésima final de Grand Slam sin ceder un set y con el camino despejado para seguir agigantando su leyenda. Ante Cilic, su rival mañana, tiene un récord de ocho victorias y una derrota tras haberlo logrado el año pasado en la final de Wimbledon y en el Masters de Londres.

Cilic, quien a partir del lunes será el tercero del escalafón, logró su boleto el jueves al derrotar con autoridad al británico Kyle Edmund en la otra semifinal.

Por su parte, el suizo está por segundo año consecutivo en la final en Melbourne después de haber logrado en 2017 una épica victoria ante Rafael Nadal en el duelo decisivo. De vencer mañana, igualará el récord de seis títulos en Australia que ostentan Djokovic y Roy Emerson. Además, alcanzará las dos decenas de Grand Slam para ampliar nuevamente su ventaja en la carrera eterna frente a Nadal, con 16.

En el cuadro femenino, Simona Halep y Caroline Wozniacki disputan hoy la final australiana en un choque en el que está en juego el número uno del mundo. La rumana se ha prometido ser más valiente que en las finales perdidas en Roland Garros. Del otro lado de la red, a sus 27 años, Wozniacki quiere volver a lo más alto tras haber pasado por instantes duros en lo deportivo y lo personal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios