Exhibición del Cash Lepe con el premio de la permanencia

Por fin consiguió el Cash Lepe su primer triunfo de 2008 en el pabellón José Manuel Cortés Medina, y además lo hizo a lo grande, logrando sobre el Podeprom Ejido una victoria escandalosa por 52 puntos de diferencia (106-54) que le sirve para asegurar la permanencia en el grupo D de la Liga EBA una temporada más.

El conjunto lepero dejó el partido prácticamente sentenciado en un primer cuarto perfecto, que concluyó con un contundente marcador de 30-10 que deja bien claro cómo fue el desarrollo del juego en los 10 primeros minutos.

El Cash Lepe dominó todas las facetas del juego, con Negrizoli mandando en ambos tableros; con Montaner dirigiendo y asistiendo y con Ramírez, Sebastián y Beltrán anotando con facilidad. El técnico visitante, Joaquín González, se vio obligado a pedir su primer tiempo muerto a los dos minutos cuando el marcador reflejaba un 8-0, pero sus instrucciones no hicieron efecto en el juego del equipo, y la ventaja lepera no hizo más que aumentar hasta llegar al final del primer periodo con 20 puntos de diferencia a favor de los locales (30-10).

En el inicio del segundo cuarto, con los cambios introducidos por el técnico lepero Pepe Carrión, se pudo ver un pequeño atisbo de reacción por parte del Ejido, que redujo la desventaja hasta el 32-20; pero bastó que el Cash Lepe ajustara de nuevo su defensa para salir rápido al contragolpe y con ello las diferencias volvieron a subir, llegándose al descanso con 17 puntos a favor de los leperos (45-28).

Un parcial de 34-11 en el tercer cuarto acabó por sentenciar una victoria tan clara como necesaria para el Cash Lepe, en un partido en el que seis de sus jugadores acabaron con más de 10 puntos, consiguiendo unos porcentajes espectaculares en el tiro, tanto de dos (72%) como de tres (69%), destacando en los triples Ale Limón con 4/4, sin desmerecer a Ricky Pérez (4/5) y Juan Ramírez (3/5).

Por su parte, el Podeprom Ejido (que en la 1ª vuelta también perdió, pero por un honroso 84-85) decepcionó en su visita a la cancha lepera, quizás porque no se jugaba nada en el choque, pero el vendaval de juego que desarrolló ayer el Cash Lepe hacía difícil que ningún rival fuera capaz de doblegar al cuadro lepero, que de haber jugado así en las últimas 12 jornadas no estaría mirando la diferencia sobre la zona de descenso, sino aspirando a cotas mayores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios