Eufemiano Fuentes: "Quizás algún día me den el Nobel"

  • El médico español asegura que el dopaje no es más que un tipo de "medicina terapéutica"

El médico español Eufemiano Fuentes, figura central en uno de los más grandes escándalos de dopaje de los últimos años, la Operación Puerto, considera posible que algún día su trabajo sea rehabilitado y hasta piensa en el premio Nobel, aunque tampoco descarta la posibilidad de que alguien lo mate.

"Tal vez me den en 20 años el Premio Nobel. O tal vez me hagan un monumento. O quizás me maten", dice Fuentes en declaraciones que publicará hoy la revista alemana Stern.

Fuentes justifica su trabajo alegando que debe ser visto como una ayuda al deportista. "El cuerpo de un ciclista profesional no está hecho para tres semanas de esfuerzo continuo", dice Fuentes, que considera que lo fundamental es no permitir que las prácticas de dopaje sean llevadas a cabo por diletantes. "El deporte de alto rendimiento es un circo en el que la salud del deportista es algo secundario", sostiene Fuentes, que cree que no se deben medir con el mismo rasero todas las prácticas de dopaje.

"El suministro de una sustancia por parte de un experto es algo distinto", asegura el médico español que, por otra parte, se quejó del trato que le dio la justicia española cuando fue detenido y afirma que ni siquiera se le permitió llamar a su mujer.

Fuentes confirma que tuvo una época de depresiones fuertes que está superando y que su psicoterapeuta asegura que con el tiempo se olvidan las experiencias traumáticas.

Eufemiano Fuentes señala a la revista que actualmente vive en Gran Canaria, donde trabaja desde hace algunos meses en un centro de salud y gana 2.500 euros al mes. De esta manera intenta recuperar la rutina el principal protagonista de la mayor red de doping en el deporte profesional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios