Estudiantes, primer finalista

El Estudiantes de la Plata volverá a pelear el sábado, treinta y nueve años después de disputar su última final de la Copa Intercontinental, por el título de mejor equipo del mundo, tras imponerse a un Pohang Steelers que acabó el duelo con ocho jugadores y el delantero brasileño Denilson como portero.

Más dificultades de las previstas para el campeón de la Copa Libertadores y eso que el equipo argentino pareció dispuesto a sellar cuanto antes su pase a la gran final, gracias a un activo Mauro Boselli que puso a prueba hasta en tres ocasiones al meta coreano en el primer cuarto de hora de juego.

Ya en el tiempo de prolongación del primer tiempo, un lanzamiento lejano de falta de Leandro Benítez se coló sin que nadie lo tocase. Un contraataque guiado por Verón, tras un tremendo fallo del portero asiático Hwa Yong, lo culminó el propio Leandro Benítez, que selló con un tiro cruzado el pase a la final de Estudiantes.

Después llegaría la inferioridad numérica de los coreanos y un tanto de Denilson que sólo sirvió para reducir las distancias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios