España ya acaricia la quinta posición

La selección española de voleibol encadenó su cuarta victoria consecutiva ante Corea del Sur, un equipo difícil de jugar por su velocidad y ante el que el cansancio de tantos partidos estuvo a punto de jugar una mala pasada.

Corea del Sur salió en tromba y las buenas defensas coreanas y su inhibición en el saque, donde arriesgan todo, les dio buenos resultados, mientras que España alternaba buenas acciones con fallos en el servicio y en la recepción, fundamentalmente.

España, no obstante, se comportó como el mejor equipo que es y a la hora de la verdad, después de un empate a 21, resolvió con facilidad y rapidez, apuntándose el primer set por 25-22.

La segunda manga tuvo un desarrollo bastante parecido, con el marcador un poco a trompicones, debido más a los aciertos puntuales de los coreanos que a otra cosa.

Con los rivales ya fogueados tras los primeros puntos, el equipo nacional fue imponiendo su calidad y en el tramo final se encontró con dos saques directos de Subiela y otro más de Guillermo Falasca que sentenciaron el 2-0.

El cansancio, la ventaja en el marcador y también los buenos momentos de los coreanos, marcaron el tercer set. Corea del Sur adquirió una ventaja notable, 8-13, que hizo peligrar el set.

De la Fuente sustituyó a Sevillano y los efectos no tardaron en notarse. De un 13-18 se pasó a un empate a 18. Un 5-0 propiciado, en parte, por tres bloqueos consecutivos de José Luis Moltó, que apareció en ese momento tan delicado para el equipo. Pese a nivelar el marcador, costó cerrar el partido. Corea quería apuntarse el set del honor y España tuvo que esperar a su cuarto balón de partido para rubricarlo.

La derrota de Puerto Rico ante Australia pone en bandeja a España el quinto puesto de la clasificación final de la Copa del Mundo, mientras que Brasil ya acaricia el título después de su victoria de ayer ante Rusia en la auténtica final anticipada de la competición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios