Grupo C

Eslovenia: Se cargó a Rusia sin estrellas

La selección de Eslovenia se clasificó para su tercer gran competición al eliminar a Rusia, un equipo valorado cinco veces por encima de este pequeño país balcánico con tan solo dos millones de habitantes.

Un combinado sin estrellas internacionales, cuyas mayores virtudes son "disciplina" y "espíritu de equipo", repitió los máximos éxitos de su historia: participar en la Eurocopa de 2000 y el Mundial del 2002.

Ahora se ha clasificado contra todo pronóstico y como la nación peor colocada de Europa en la fase final de Suráfrica, ocupando el puesto 33 en el ranking de la FIFA.

Igual que en las pasadas dos ocasiones en las que llegó a fases finales de los grandes torneos, Eslovenia tuvo que recurrir a la repesca para sacar el visado, ya que había quedado segunda en el Grupo 3, por encima de la República Checa y Polonia, pero detrás de Eslovaquia.

Cuando el sorteo la emparejó con Rusia, pocos la veían como vencedora sobre un equipo provisto de figuras y dirigido por el experto holandés Guus Hiddink.

Sin embargo, un tardío gol de Pecnik en Moscú y una proeza de Dedic en la vuelta en Maribor permitieron a los alpinos superar a un rival muy superior sobre el papel.

Hace justo diez años, la Eslovenia de Srecko Katanec y Zlatko Zahovic apeó a Ucrania en la repesca para el Europeo (2-1 y 1-1) y dos años más tarde repitió ante Rumanía con el marcador idéntico para llegar al Mundial del 2002.

Los blanquiverdes también estuvieron cerca de clasificarse para la Eurocopa del 2004, pero cayeron en la repesca ante su bestia negra, Croacia, por 1-1 y 0-1.

"Hemos ganado para nuestros aficionados y para todos los que nos querían bien, pero también para aquellos que nos criticaron", expresó Kek tras vencer a Rusia por 1-0.

"Estoy contento porque hemos confirmado que el corazón sobre el terreno significa más que los millones", agregó Kek, conocido por ser un gran simpatizante del Barcelona.

Matjaz Kek (49), antiguo defensa del Maribor, es seleccionador desde enero de 2007. Pese a que llevó a los Dragoncillos -apodo dado al equipo- a un exiguo sexto puesto en las eliminatorias para la Eurocopa de 2008, la Federación no dudó en confirmarlo para el próximo ciclo y acertó plenamente.

Kek trabajó pacientemente en la selección de su grupo de legionarios que no juegan en grandes equipos, pero que se complementan bien y guardan un amor profundo por los colores nacionales.

Los internacionales alpinos con mayor renombre en el panorama europeo son Novakovic (Colonia, Alemania), Brecko (Colonia y Hamburgo, Alemania), Cesar (Dinamo Zagreb, Croacia; y Marsella, Francia) y Birsa (Auxerre, Francia). Se le pronostica una importante carrera a Kerhin, quien a sus 19 años ya ha debutado en el Inter italiano.

Sólo cinco de los 32 futbolistas utilizados por Kek en estas eliminatorias actúan en clubes eslovenos.

Los medios de las demás ex repúblicas yugoslava siempre han acusado a Eslovenia de no tener un verdadero equipo nacional, ya que una gran parte de sus internacionales son bosnios, serbios o croatas naturalizados.

La generación actual también incluye a media docena de los que no son de etnia eslovena, pero Kek rechaza la idea de que estos sean puros mercenarios.

"Es verdad que algunos no tienen apellidos eslovenos, pero fueron ellos los que lucharon con más pasión y patriotismo", observó en una entrevista al periódico croata Jutarnji list.

Eslovenia ha participado en el Mundial de 2002 y en la Eurocopa de 2000.

El equipo habitual es el siguiente:

Samir Handanovic (Udinese, Italia), Miso Brecko (Colonia, Alemania), Marko Suler (Gent, Bélgica), Bostjan Cesar (Grenoble, Francia), Bojan Jokic (Sochaux, Francia), Aleksandar Radosavljevic (Tom), Robert Koren (West Bromwich Albion, Inglaterra), Valter Birsa (Auxerre, Francia), Andraz Kirm (Wisla, Polonia), Zlatko Dedic (Bochum, Alemania), Milivoje Novakovic (Colonia, Alemania).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios