Grupo F

Eslovaquia: Debutante con tradición

Con la ilusión de un debutante, así afrontará la selección de Eslovaquia su presencia en la Copa del Mundo de Suráfrica, la primera en la que el conjunto centroeuropeo participará en solitario tras la disolución de Checoslovaquia.

Y es que el fútbol eslovaco, pese a no haber participado en ningún gran campeonato de selecciones desde su independencia en 1993, no es ningún desconocido para el mundo del balón, al que ha aportado un buen puñado de notables jugadores.

De hecho, ocho de los once jugadores de la entonces Checoslovaquia que en 1976 arrebataron en Belgrado, con un inolvidable penalti de Antonin Panenka, la Eurocopa a la todopoderosa Alemania, eran de origen eslovaco.

Un grupo en el que destacaban los defensas Jan Pivarnik y Anton Ondrus, líderes de una zaga compuesta íntegramente por futbolistas de origen eslovaco.

Esta tradición ha encontrado su eco en el central del Liverpool Martin Skrtel, sin ninguna duda, el más destacado de los integrantes de Eslovaquia, que curiosamente, cuenta con sus jugadores más interesantes del centro del campo en adelante.

Jóvenes prometedores como el centrocampista del Nápoles italiano Marek Hamsik, que pese a sus apenas 22 años, es el auténtico patrón del juego ofensivo del equipo.

Junto con la joven estrella del Nápoles, seguido de cerca por los grandes del continente, destaca la presencia en las bandas de otras dos promesas, el jugador del Twente holandés, aunque perteneciente al Chelsea, Miroslav Stoch, y Vladimir Weiss, que ya ha hecho alguna que otra incursión con el primer equipo del Manchester City inglés.

La presencia del jovencísimo Weiss, que al igual que Stoch cuenta con tan sólo 20 años, ha sido uno de los escaso puntos conflictivos de Eslovaquia durante la fase de clasificación, dada su condición de hijo del seleccionador nacional, Vladimir Weiss.

Polémica que quedó totalmente en el olvido con la clasificación de los eslovacos para el Mundial de Suráfrica, en un grupo en el que Polonia y, sobre todo, la República Checa partían como los grandes favoritos para adjudicarse la plaza.

Un favoritismo que se encargó de demoler a base de goles el delantero de Bochum alemán Stanislav Sestak, máximo artillero del combinado centroeuropeo en la fase de clasificación con un total de seis tantos.

Esta cifra no garantiza a Sestak la titularidad en Sudáfrica, donde pugnará por el puesto de hombre más adelantado con otro jugador que milita en Alemania, en este caso en la Segunda División, el delantero del Kaiserslautern Erik Jendrisek.

Escoltados, siempre, por el jugador del Lille francés Robert Vittek, uno de los pocos jugadores que todavía resisten en la selección, del equipo que se quedó a las puertas del Mundial de Alemania 2006, tras caer en la repesca ante España.

Alineación tipo durante la fase clasificación: Jan Mucha (Legia de Varsovia, Polonia); Peter Pekarik (Wolfsburgo, Alemania), Martin Skrtel (Liverpool, Inglaterra), Jan Durica (Lokomotiv de Moscú, Rusia), Radoslav Zabavnik (Terek Grozny, Rusia); Zdenko Straba (Xanthi, Grecia), Marek Hamsik (Nápoles, Italia); Vladimir Weiss (Manchester City, Inglaterra), Robert Vittek (Lille, Francia), Miroslav Stoch (Twente, Holanda); y Stanislav Sestak (Bochum, Alemania) o Erik Jendrisek (Kaiserslautern, Alemania).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios