Épica victoria del Tharsis en casa

El Tharsis sumó ayer una importantísima victoria en el Santa Bárbara ante un rival también necesitado, el Conil, inmerso en la lucha por los primeros puestos. El triunfo minero fue épico, lleno de esfuerzo y emoción, con el gol del triunfo en el minuto 90 y dos expulsados en las filas andevaleñas.

Había expectación por este encuentro, en el que los tharsileños consiguieron su propósito de dejar los puestos de descenso en la tabla. De hecho, desde el comienzo mostraron sus intenciones, dominando el balón y elaborando bonitas jugadas para llevar peligro a la portería de Vicente.

Así, tan solo le bastaron 7 minutos al Tharsis para adelantarase en el marcador. Juanma ve a Barroso entrando por la izquierda, le cede el balón, y bastante escorado logra centrar para que Pedro Borja, desde atrás y de cabeza, meta el balón por la escuadra.

Este gol le dio alas a los locales, y un poco de mayor intensidad a sus rivales, que buscaron sin fortuna alguna el gol del empate.

El buen trabajo minero recogió un nuevo fruto en el 30'. Juanma bota una falta hacia el primer palo, donde entra desde atrás Pedro Borja, quien de cabeza cruza el balón y marca el 2-0.

A pesar de la desventaja, los gaditanos no perdieron en ningún momento las ganas de remontar el encuentro, y en algunas ocasiones pusieron a emplearse a fondo a la defensa local.

En el 37', en cambio, pudieron aumentar los locales su renta. Esta vez fue Barroso, en un remate, tras jugada en el área, que cortó Puig, jugándose el físico.

Y de un posible 3-0 se pasó a un 2-1 en sólo cuatro minutos, tras un fallo en un despeje de Mora, del que se aprovecha Asencio.

Un poquito de acoso en los minutos finales del primer tiempo por parte visitante dejó al cuadro local en inferioridad numérica por la expulsión de Juan Carlos, que derribó a un contrario que encaraba el área siendo el último defensor.

Con desventaja (2-1) y un jugador más, el Conil comenzó la segunda mitad de forma muy ofensiva, creando jugadas muy peligrosas para los locales, dominando por entero el centro del campo, muy desfigurado en el Tharsis por la falta de Juan Carlos y por el cansancio de Juanma y Nacho, que habían dado el cien por cien en la primera mitad.

Y el empate se fraguó en el 68', en una de las muchas aproximaciones visitantes, tras un fallo de Raúl, en el que Peces, de tiro cruzado, marca el 2-2.

A pesar de la adversidad del empate, con un hombre menos y varios amonestados, además de un evidente cansancio en sus jugadores de la medular, los locales no se vinieron a bajo.

El técnico Candido Rosado se vio obligado a hacer cambios; unos, por lesión, otros, para refrescar el centro del campo y dar más fluidez a la delantera. Saltaron Cuaresma y Catalin, dos jugadores muy rápidos, con muy buenos reflejos, y esto le dio más consistencia a la delantera.

Le vino bien a los locales el refresco de jugadores porque a pesar de tener a todo el Conil volcado en su campo, atacando constantemente, no se vino abajo. Fruto de esto, y de una gran jugada personal de Catalin, llegaría el 3-2 para los locales en el 90'.

El gol fue bonito, y la jugada, también, ya que recibió un balón desde el centro del campo, para correr por la banda derecha, irse al centro del área y, después de regatear a todo el que le salía al paso, de tiro fuerte y cruzado, marcar el gol que desató la euforia de jugadores y seguidores. Por fin en un partido, todo el esfuerzo realizado daba buen fruto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios