Empate que no agradó demasiado

  • Los albiazules acabaron convencidos de que se había merecido el triunfo · Todos valoraron las buenas sensaciones del equipo

Sí, pero no. Un punto, escasa recompensa según los albiazules que, al término del partido, reconocieron su satisfacción por el trabajo realizado, por como se había desarrollado el choque, aunque no tan felices con el resultado. En su mayoría destacaron que "pudo y debió ser mejor".

Pablo Sánchez fue el autor del tanto onubense. Acabó "contento con el trabajo realizado" y también "con el gol que ha significado un punto". En su valoración de lo que había ocurrido en el Ciudad de Valencia, el gaditano dijo que "hemos hecho que el partido fuera feo, no dejando jugar al rival pero saliendo con intención en busca de la puerta rival. Ha habido ocasiones para sentenciar".

El gol que adelantó al Recre, según apuntó el jugador albiazul "ha sido en una jugada que hemos ensayado durante la semana. Álvaro ha entrado por banda y puesto un buen balón".

Una de las novedades del equipo onubense en el once fue la presencia de Poli en el mismo. El sevillano, que sólo había jugado en la Copa en los últimos partidos, manifestó estar contento por haber vuelto al equipo y, sobre todo, "por el trabajo realizado".

En su valoración del choque indicó que "hemos podido ganar, ya que tuvimos ocasiones para sentenciar. Es importante, de todos modos, este punto logrado en un campo complicado ante un rival difícil". El gol del empate levantinista llegó cuando Poli estaba siendo atendido en la banda, por eso habló de "mala suerte". "Estaba sangrando porque me habían dad un balonazo y el árbitro me ha dicho que tenía que salir a la banda. Han tirado un córner y la pelota ha entrado por el sitio en el que debía estar yo", aseguró.

Uno de los destacados en el partido de ayer fue Álvaro Antón, que fue quien dio el pase del gol a Pablo Sánchez. "Se ha hecho un buen partido y creo que merecimos algo más", aseguró el jugador burgalés que, eso sí, reconoció que "el gran esfuerzo realizado al final pasó factura". Y es que según apuntó "es difícil aguantar el ritmo que impusimos en el primer tiempo; presionamos mucho arriba, robábamos el balón con facilidad y llegábamos con peligro. De todos modos en el cómputo global del partido creo que merecimos los tres puntos". Antón jugó en la banda, donde no le agrada tanto: "Estoy contento por poder jugar y aportar cosas, la posición es lo de menos. Hay que seguir trabajando y dar lo máximo para ayudar al equipo", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios