El francés Diarra, refuerzo para el Pedro Alonso Niño

  • El polivalente jugador, de 24 años y 1,97 de altura, ha sido internacional con Francia en todas las categorías inferiores

El Club Balonmano Pedro Alonso Niño de Moguer, que milita en el grupo D de la Primera División Nacional, ha incorporado en los últimos días a su disciplina a un nuevo jugador de primera línea, el francés Rudolph Diarra, con el que se pretende reforzar la plantilla de cara a los últimos compromisos ligueros de esta temporada, en la que los amarillos aspiran a meterse en los puestos que dan derecho a jugar la fase de ascenso a Divión de Honor B.

Tras la marcha del equipo moguereño de dos hombres de primera línea, uno el lateral polaco Damian Biernacki (que no cumplió las expectativas, ya que se esperaba de él mucha más aportación en ataque, y ahora juega cedido en el Bailén de 2ª División); y el otro, el central sevillano Antonio López (que por motivos laborales ha debido abandonar la displina amarilla), el club necesitaba reforzar la primera línea del equipo para mantener las opciones de estar en cabeza, por lo que ha estado buscando refuerzos en el mercado europeo, concretando finalmente el fichaje de Rudolph Diarra.

La nueva incorporación realizada por la directiva que preside Manuel Morales atesora ya a sus 24 años de edad una gran experiencia en la alta competición.

Nacido en junio de 1983, con 1,97 de altura y 87 kilos de peso, Diarra comenzó a practicar el balonmano en edad escolar, habiendo sido internacional con Francia en todas las categorías inferiores. Formado en el club Massy, donde militó desde los 12 a los 19 años, fue fichado en 2003 por el Istres Ouest Provence Handball, con el que jugó cuatro años en la máxima categoría del balonmano galo. Se trata de un fornido jugador que destaca tanto en labores defensivas, en las que su agilidad le permite anticiparse a sus rivales, como en ataque, donde puede alternar el puesto de lateral diestro con el de central, teniendo un gran lanzamiento exterior tanto en apoyo como en suspensión.

Diarra se convierte por tanto en la apuesta del club moguereño para consolidar sus opciones de disputar la fase de ascenso tras una gran racha de resultados que han llenado de ilusión a la afición amarilla.

Actualmente el Pedro Alonso Niño es quinto en la clasificación, a 4 puntos de la segunda plaza que da opción a jugar la fase de ascenso, pero con un partido menos que los primeros clasificados, por lo que los moguereños siguen confiando en lograr el objetivo que se marcó el club de alcanzar en unos años el ascenso a la División de Honor B.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios