Después de la tempestad viene la calma

  • La última vez que al Recreativo le endosaron siete goles fue en La Condomina, estando en el banquillo Jesús Aranguren · Recuperar el optimismo y la estima de cara al partido contra el Murcia es vital

Siempre se ha dicho y con razón que después de la tempestad viene la calma. Ésa es precisamente la que hace falta en estos momentos en el Recreativo de Huelva para olvidar lo antes posible lo acontecido el pasado domingo en el Ono Estadi, donde los chicos de Manolo Zambrano cayeron derrotados de forma contundente por los discípulos de Gregorio Manzano. Pero evidentemente ese encuentro ya forma parte de la historia, la cual debe servir para que los albiazules no caigan de nuevo en los errores cometidos en la isla balear y se conciencien de manera total que para sacar adelante los partidos tienen que esforzarse al máximo y estar al cien por cien en cada uno de los choques que quedan hasta final del campeonato. De otra manera, malos augurios se pueden avecinar, que no son deseables ni convenientes, de cara al futuro del Decano en la Liga de las Estrellas, que desde luego no es moco de pavo.

La decepción ha sido grande entre los aficionados recreativistas, que no esperaban una derrota tan abultada en Mallorca, sino todo lo contrario, se confiaba en sacar un resultado positivo. Pero estamos convencidos que el próximo sábado, fecha en que los chicos de Manolo Zambrano se han de medir al Murcia de Javier Clemente, los seguidores estarán en el Nuevo Colombino apoyando a los futbolistas que salten al terreno de juego con el fin de que los tres puntos en litigio se queden en Huelva y así poder seguir soñando con mantener la categoría. Este objetivo cada jornada que pasa se está poniendo más caro pues algunos de los conjuntos instalados en la zona baja de la tabla clasificatoria están sacando adelante sus últimos compromisos ligueros y, por tanto, alejándose de las posiciones que nadie desea. No nos extrañamos que en las próximas jornadas se pueda abrir un hueco importante entre los equipos que se quedarán en tierra de nadie y los que tendrán que sufrir hasta que concluya el campeonato para eludir el descenso de categoría.

Para recordar un resultado tan abultado como el del pasado domingo hay que remontarse a la época en que Jesús Aranguren dirigía desde el banquillo los destinos del Recre. Entonces los albiazules perdieron, el 27 de noviembre de 1982, en el estadio de La Condomina de Murcia por 7-0, tal y como nos recordaba el ex jugador recretivista Miguel Ángel del Pino que, en aquella aciaga tarde, estaba sobre el terreno de juego. Nos decía que lo pasó fatal y sobre todo el guardameta Jorge Castell, que fue quien tuvo que ir tantas veces a recoger el esférico del fondo de las mallas. Una vez en Huelva, según Miguel Ángel, la vergüenza que pasaron fue tremenda. Hay que recordar, asimismo, que el actual técnico del Decano, Manolo Zambrano, también pertenecía a la plantilla que sufrió tal varapalo ante el mismo rival que visita el próximo sábado el estadio Nuevo Colombino. Por ello, bueno sería que se resarciera de aquel resultado, que a buen seguro el técnico onubense ya tenía en el baúl de los recuerdos.

Cambiando de tema y de deporte, reseñar que el pasado fin de semana dio comienzo en la localidad cordobesa de Villafranca el Campeonato de Andalucía de kart, en el que participa el joven piloto onubense Juan José Campano en la modalidad KF 3, cuyo campeón se dirimirá en ocho semanas. En esta su primera prueba, el piloto de esta tierra quedó tercero en la primera manga. La mala suerte quiso que en la segunda tuviera que abandonar cuando adelantaba al segundo clasificado debido a una rotura del cable del acelerador. La próxima cita será en el kartodromo de Cartaya los próximos días 5 y 6 de abril. En esa prueba Juan José aspira a subirse a lo más alto del podio. Por ello, se está preparando a fondo ya que tiene mucha ilusión en hacer un buen campeonato y dejar patente que el futuro suyo es muy prometedor. ¡Suerte campeón!

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios