El DKV toma el fortín del Iurbentia

  • Primera derrota del cuadro bilbaíno en su cancha ante los de Aítor García Reneses, que refuerzan su segunda posición

El DKV Joventut endosó ayer al Iurbentia Bilbao Basket su primera derrota de la temporada en La Casilla (75-84) en un partido que el equipo badalonés ha dominado prácticamente en su totalidad, pero en el que el bilbaíno no ha dejado de luchar para seguir opciones de triunfo hasta el final.

El conjunto catalán ha devuelto así al vasco la derrota de la primera vuelta en el Olimpic, aunque no ha conseguido recuperar el diferencial de puntos entre ambos, ya que entonces el Iurbentia ganó por 23.

El equipo dirigido por Aito García Reneses, no obstante, ha fortalecido la segunda plaza de la tabla, que se asegura al final de la jornada y en la que adquiere dos victorias de ventaja sobre un contrario que ha dejado al Barcelona como único invicto en casa de todo el campeonato.

El Iurbentia, aunque ha realizado un encomiable esfuerzo a lo largo de todo el choque, no ha podido ni con un rival físicamente superior ni sustraerse a las bajas de Lucas Recker y Martin Rancik, especialmente la del primero, que ha acusado excesivamente en ataque. La ausencia del tirador estadounidense se ha hecho notar todo el encuentro, pero quizás especialmente en un primer cuarto en el que, además de estar romo de cara al aro contrario (11 puntos), su equipo ha tenido enormes problemas para iniciar los ataques 5 contra 5.

Ricky Rubio ha sido el máximo encestador del encuentro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios