El Cruceño no aprovechó la superioridad numérica

El Cruceño sigue teniendo en los partidos fuera de casa su asignatura pendiente, pues en lo que llevamos de temporada sólo ha logrado un triunfo y 5 empates a domicilio.

Ayer se enfrentaba a un rival directo (antes del partido la Roteña tenía un punto más), y el conjunto onubense desaprovechó una gran ocasión para llevarse los tres puntos, puesto que jugó con un hombre más durante más de 50 minutos, pero no sacó partido de su superioridad númerica.

En el Cruceño pudieron jugar todos los hombres sancionados debido a la cautelar impuesta por Federación Andaluza, y demostró ser un equipo de mucha garra, que no dio un balón por perdido, que luchó hasta que el árbitro pitó el final, pero que también mostró algunas carencias que le llevaron a la derrota.

El local Urban asumió el protagonismo en las jugadas más importantes de la primera mitad; al cuarto de hora anotó el primer gol del encuentro, y en el 38 fue expulsado tras cometer un penalti que lo transformó Rana para restablecer la igualada. En los primeros 45 minutos el cuadro local gozó de alguna ocasión para haberse adelantado en el marcador, pero las desaprovechó, y su situación se complicó por jugar con sólo 10 hombres.

El Cruceño lo tenía todo a favor, pero a los 9 minutos de la reanudación vio cómo la Roteña volvía a ponerse por delante gracias a un tanto del juvenil Polo, quien dio tranquilidad a su equipo en el 66 al anotar el 3-1. A los onubenses de poco les valía la entrega, porque sus oportunidades se quedaban en nada ante la falta de efectividad de cara al marco rival.

Emilio, en el 86, puso el 3-2 y el Cruceño vio opciones de llevarse un empate, pero apenas hubo tiempo para más y la Roteña amarró la victoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios