Crecerse ante las adversidades

  • El CB Huelva, con sólo ocho jugadores profesionales por las bajas de Onyekwe y Van Lacke, pero con los problemas económicos en vías de solución, desea sumar un nuevo triunfo ante el Plus Pujol Lleida

El Ciudad de Huelva inicia hoy la segunda vuelta enfrentándose al Plus Pujol Lleida (Palacio de los Deportes, 21.00 horas) dentro de la 18ª jornada de Liga.

Las buenas noticias en lo económico (esta semana se ha firmado el convenio con la Fundación Cajasol) no han tenido correspondencia en lo deportivo, puesto que el equipo afronta el choque con sensibles ausencias. A las ya conocidas de Damon Johnson (se marchó a Cantabria) y Ugonna Onyekwe (recuperándose aún de su lesión) se sumó el lunes Fede Van Lacke (tres semanas de baja por una rotura de fibras), lo que obligará a Pepe Rodríguez a hacer 'encaje de bolillos' con los jugadores que tiene para plantar cara a un rival directo.

El técnico sólo cuenta con ocho jugadores de la primera plantilla (los bases Chris Hernández y Eric Sánchez; los exteriores Ross Schraeder, Pavel Ermolinski y Souley Drame; y los interiores Oriol Junyent, Antonio Morón y Darius Silinskis), completando la convocatoria los jóvenes Emilio Sedlacek y Francisco Eugenio.

"Estamos teniendo problemas toda la temporada y nos vamos reponiendo a ellos, así que imagino que después de esta travesía del desierto cualquier dificultad parece que es normal, pero no lo es. Si el primer partido de Liga lo hubiésemos afrontado con estas bajas todos hubiéramos dicho que era un terrible comienzo. El potencial del equipo en la primera vuelta es mayor que el que tenemos ahora", declaró Pepe Rodríguez.

Pese a todo, el técnico confía en la respuesta de sus jugadores "capaces de sobreponerse a todas las dificultades", y cree que es el momento "de que aquellos que no han estado a su mejor nivel den un paso al frente; por ejemplo Silinskis; o que Eric vuelva a tener protagonismo si jugamos con dos bases, que Oriol y Chris sigan siendo los referentesý todo eso nos tiene que motivar. Lo que no nos van a dar Ugonna, Fede o Damon lo tiene que aportar el resto".

En lo económico, la plantilla podría cobrar hoy parte de sus atrasos, pero necesita 'ver para creer': "Hasta ahora no hemos visto ningún cambio en la situación. A estas alturas el equipo cree en lo que ve y no hemos visto nada del dinero, nuestras cuentas bancarias siguen sin moverse", se lamentó ayer Pepe Rodríguez.

Por otro lado, Oriol Junyent, un jugador fundamental, volvió a los entrenamientos tras negarse a trabajar con el grupo a principios de semana, e incluso se planteó la posibilidad de abandonar el club. "En parte se ha solucionado su problema; yo intenté no darle vueltas al tema porque no podía hacer nada en esa situación. Lo que me tranquilizó es saber que Oriol está a gusto aquí, se siente líder y teníamos ese 'as' en la manga, pero la situación se tensó, sobre todo con la oferta de Estudiantes, que era un caramelo. Espero que se quede hasta el final de la temporada", añadió el técnico.

Pepe Rodríguez sabe que el partido no será fácil, puesto que "Lleida es un equipo con experiencia, que plantea situaciones tácticas complejas y que requieren una preparación que no hemos tenido al 100% (por los problemas a la hora de entrenar). Es un rival directo, y ganar tendría un valor doble, ya que allí lo hicimos (65-73), aunque ese partido no sirve de referencia, puesto que el 50% de nuestros puntos lo consiguieron tres jugadores que no estarán este viernes (Onyekwe, Van Lacke y Johnson)". "Con los lesionados que hay y el poco banquillo tendremos que ponerle a Lleida más trampas que Fumanchú, como defensas alternativas, zonasý", añadió.

El técnico señaló que las bajas de ambos equipos no son comparables, ya que "Maraker tiene un papel secundario en Lleida, mientras que Rafael Hettshemeir -dudoso- es más importante, pero a lo mejor juega".

Pepe Rodríguez dejó la puerta abierta para un fichaje: "Lo ideal sería normalizar los pagos y reforzar el equipo, pero ahora hay que adaptarse a la situación y sacar lo mejor de cada jugador". Y se mostró pesimista sobre la vuelta de Onyekwe: "Le falta como mínimo un mes y medio, y no sé si lo veremos al 80%, no podemos pensar en su vuelta", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios