Consternación en el mundo del fútbol por la agresión al Bonares

  • Los medios nacionales se hicieron eco de los acontecimientos del sábado en Punta

Comentarios 3

La agresión sufrida el sábado en Punta Umbría por los jugadores del equipo cadete del CD Fútbol Base Bonares causó una gran consternación en el mundo del fútbol, incluso a escala nacional, tras hacerse eco ayer numerosos medios de la información adelantada por este diario.

Los actos violentos producidos al término del partido de la Segunda Provincial Cadete entre el PMD Punta Umbría y el FB Bonares provocaron lesiones de caracter leve en trece jugadores del equipo condal, que precisaron de atención sanitaria en el Centro de Salud de la localidad costera.

Fuentes de ambos equipos consultadas ayer por este diario coincidían en valorar la ausencia de un desenlance fatal por la agresión, lo que no debe evitar, según indicaron, que se condene y se tomen medidas para que hechos así no se vuelvan a repetir en un futuro en el fútbol base.

Los hechos fueron recogidos en el acta del partido por el colegiado, José C. Sánchez Limón, quien incluso deja constancia en la misma del presunto cabecilla de los agresores, un jugador del equipo local que no fue convocado, según la identificación realizada por el técnico puntaumbrieño.

El relato recogido en el acta, al que ha tenido acceso Huelva Información, apunta: "Al finalizar el encuentro, un grupo de 15 o 20 chavales del público saltaron corriendo al terreno de juego propinando patadas y puñetazos sobre jugadores del Bonares EM, llegando hasta la altura del vestuario. Debido a estos puñetazos y agresiones, varios jugadores del equipo visitante sufrieron lesiones de distinta índole. Según el entrenador local, un jugador local que no estaba en la lista de convocados, [D.C.G.], ha sido el que ha organizado todo. Al mismo jugador, en la primera parte, lo tuve que apartar yo de detrás de la portería junto con un grupo de chavales, ya que se estaban metiendo con el portero visitante".

La colaboración de los responsables del equipo costero ha sido destacada por todos, ya que facilitó las tareas de identificación de los agresores, que posteriormente fueron denunciados ante la Guardia Civil, una vez los jugadores fueron atendidos de sus heridas en el centro de salud, donde también se produjeron algunos incidentes, según los encargados del club bonariego.

El testimonio de éstos apunta que el joven señalado como presunto cabecilla de la agresión se personó en el centro sanitario acompañado por dos adultos y otro menor para hostigar a los componentes de la expedición del Bonares que estaban siendo atendidos de sus heridas, aunque sin que el incidente llegara a tener consecuencias destacadas.

La noticia de la agresión causó impacto en los medios nacionales, precisamente una semana después de un hecho similar ocurrido al término de un partido de categoría juvenil en la localidad gaditana de Chiclana, donde un joven de 16 años sufrió un traumatismo cranoencefálico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios