Cesc se basta para eliminar al campeón

El Arsenal, liderado por un excepcional Cesc, logró la clasificación para los cuartos de final tras imponerse en San Siro al Milan, en un partido en el que los ingleses fueron superiores desde el inicio pero no pudieron concretar hasta los últimos minutos.

Tras unos primeros instantes en los que el cuadro milanista dejó ver su condición de campeón, el Arsenal se hizo con el control del balón y del partido, gracias a la dirección de Cesc y el desgaste arriba de Adebayor.

Poco a poco, el conjunto dirigido por Arsene Wenger comenzó a sacudirse el dominio rossonero, pero cometió el error de acumular sus intentonas por el centro. Con el paso de los minutos, el partido se asentó en lo esperado, el Arsenal controlaba la manija del partido y el Milan consagraba sus opciones en ataque al contragolpe, con Kaka como líder.

Los gunners se hicieron con el dominio del juego y llegaron a la recta final de la primera parte en su mejor momento de juego, pero un balón al larguero mandado por Cesc fue la mejor ocasión de la que lograron disfrutar. El premio al tesón de los británicos llegó casi al final. Tras una jugada personal, Cesc enganchó un disparo desde 25 metros y, ayudado por el bote en la hierba, el balón se coló ajustado al palo. A diferencia de lo ocurrido a lo largo del partido, el Arsenal no perdonó y rubricaron la sentencia mediante el incansable Adebayor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios