Cervera no se bajó en el estadio por los medios presentes

  • En una entrevista a un diario cántabro reconoce que optó por hacerlo pasados unos kilómetros

Comentarios 1

El ex entrenador albiazul, Álvaro Cervera, dio su versión de su salida en una entrevista al cántabro El Diario Montañés. El técnico aseguró que no se despidió del recreativismo porque "el presidente no me cedió las instalaciones del club para hacerlo. Quería dar una rueda de prensa para agradecer el cariño que he recibido y la oportunidad que me dio el Recreativo. También pedir disculpas por si alguien se ha sentido ofendido por mi salida o durante mi estancia allí. En definitiva, despedirme de los jugadores y, por supuesto, dar las gracias a la afición, que siempre ha estado a mi lado".

El preparador no quiso polemizar con las declaraciones del presidente albiazul, Pablo Comas, "por respeto a la entidad", aunque asume que su marcha "no ha sentado bien". Quiso dejar claro sus relaciones con el dirigente son correctas "en lo personal", si bien "deportivamente sí que teníamos bastantes diferencias".

Lo más sorprendente de sus palabras al medio cántabro fue su relato del famoso episodio del autobús. Según Cervera, "se ha hablado mucho de eso, pero no fue exactamente como se contó. Lo de venir al Racing se estuvo hablando desde el jueves. No se cerró y durante la mañana del viernes aún seguían las negociaciones al terminar de entrenar con el Recreativo. Todo se concretó ya en el autobús, pero cuando aún estábamos parados en el estadio. En ese momento estaban todos los periodistas y cámaras alrededor del vehículo, por lo que hubiese sido peor bajarme allí. Se decidió entonces avanzar un par de kilómetros y que me recogiera un coche del club".

Por lo tanto, la secuencia toma un nuevo cariz al reconocer el propio Cervera que si continuó adelante fue para eludir a los medios congregados en el Nuevo Colombino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios