fútbol primera andaluza

El Cerreño reacciona a tiempo

  • Ponce adelanta al Olont y luego deciden Álex Beltrán y Pedro Rivero

El Cerreño (en la foto en Aljaraque) despertó tras el descanso. El Cerreño (en la foto en Aljaraque) despertó tras el descanso.

El Cerreño (en la foto en Aljaraque) despertó tras el descanso. / josué correa

Gran partido de fútbol en el Motero Valle en el que la intensidad no bajó en todo el encuentro.

Nada más comenzar a rodar el balón el Cerreño pone cerco a la portería de Alejandro, pero la defensa olontense, segura toda la tarde, evitaba que los locales lograsen el gol que buscaban con tanto ímpetu.

Cuando los ataques en tromba se hacían más continuos en el área visitante llegó el 0-1: contragolpe mortal del equipo de Gibraleón con todo el Cerreño arriba, Ponce sale del medio campo libre de marca y ante la salida de Javi le bate por bajo (0-1, m. 20).

Primera llegada a puerta de los visitantes y efectividad máxima. Varapalo para el Cerreño, que pierde por unos minutos el control del encuentro, permitiendo que los foráneos, muy ordenados y disciplinados y con un buen fondo físico, enfríen el choque, que pasa a jugarse con un ritmo más lento. En los últimos minutos de la primera parte, con el Cerreño recuperado del jarro de agua fría del 0-1, vuelve el peligro a la portería de Alejandro, pero sin conseguir poner las tablas en el marcador.

En la segunda mitad la tónica no cambia y los locales salen enchufados para empezar la dura tarea de la remontada ante un Olont sólido atrás. En el minuto 60 Álex Beltrán pone el 1-1 aprovechándose de un balón que le llega dentro del área y de tiro cruzado bate por bajo al buen meta visitante.

El partido se rompe y los dos equipos buscan la portería contraria, aunque sería de nuevo el Cerreño el que iba a conseguir la gesta de la remontada. En el m. 70 Casano manda un fuerte chut a la portería, el balón pega en un palo y en el otro y se sale, cogiendo el rechace Pedro Rivero, el hombre gol de los locales, y mandando el balón al fondo de las mallas (2-1).

De ahí hasta el pitido final, dos equipos muy aguerridos luchando todos los balones, sobre todo aéreos, y poniendo a prueba a los dos grandes porteros, con intervenciones soberbias que impidieron que hubiese más goles. En el 90' la tuvo el Olont: Ponce manda un fuerte chut desde fuera del área y Javi, con una gran estirada manda el esférico a córner con la yema de los dedos. Con siete minutos de añadido acabó el encuentro con victoria local ante un buen Olont.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios