Casillas, "orgulloso de ser español"; Villa se siente un "privilegiado"

Fue el día de las despedidas. Y tras los brillantes actos de Madrid, en Zarzuela y en Moncloa, en los que Íker Casillas, como capitán, llevó la voz cantante, otros internacionales tomaron la palabra en sus lugares de origen o de residencia. Los calificativos y las voces cascadas por los actos festivos fueron la tónica general.

Casillas puso el broche a la recepción en el Palacio de La Moncloa con un sentido: "Me alegro mucho de ser español".

Impresionados aún por el recibimiento en Madrid, Casillas y el resto de los campeones continúan emocionándose por las muestras de cariño y de agradecimiento que la afición les profesa. El capitán fue portavoz del grupo y se dirigió a la afición. "Muchas gracias por lo vivido a nuestra llegada, porque lo vamos a recordar de por vida", expresó.

"¡Ojalá!, y eso esperamos, que este no sea el último triunfo de la selección, porque equipo e ilusión hay de sobra para que todo el mundo siga disfrutando", señaló.

David Villa, el más aclamado por los aficionados que se dieron cita en la recepción que se les hizo a los valencianistas en el Palau de la Generalitat, dijo que "siempre" ha tenido "el cariño de la gente" y para él esto es "lo más grande".

Villa manifestó que se siente "un privilegiado". "Lo que queremos es dormir y descansar, aunque ahora toca disfrutar lo máximo posible", dijo entre risas.

El asturiano reconoció que "no creía que tanta gente se iba a ilusionar" con los resultados de la selección y se felicitó por su doble logro en el torneo. "Es otro mérito más de mis compañeros, todos nos llevamos un Pichichi y una Eurocopa", señaló con humildad.

En algunas localidades, hoy continuarán los actos oficiales con diversos reconocimientos a otros internacionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios