fútbol tercera división

Calma para el filial

  • Importante triunfo del Atlético Onubense, que entra en la zona media

  • Manu Torres, clave con dos goles

Un lance del encuentro de ayer entre Los Barrios y Atlético Onubense. Un lance del encuentro de ayer entre Los Barrios y Atlético Onubense.

Un lance del encuentro de ayer entre Los Barrios y Atlético Onubense. / jorge del águila

El Atlético Onubense sumó ayer tres valiosos puntos ante un rival directo y se instala en la zona tranquila de la clasificación. El conjunto de Jesús Vázquez logró la segunda victoria seguida y la segunda como visitante en un duelo que estuvo marcado por la expulsión del local Pirulo en el m. 32 y los dos goles de Manu Torres.

Los Barrios, por su parte, encajó la tercera derrota consecutiva y todavía no ha ganado en casa.

El inicio fue frío, como la tarde, aunque con expectativas de ver un duelo al menos entretenido para entrar en calor.

A los dos conjuntos les costó llegar al marco rival y aunque el filial del Decano se le vio atrevido, con el paso de los minutos se fue echando atrás. Los Barrios, por su parte, se propuso dominar y lo consiguió aunque le sigue costando un mundo crear oportunidades.En el 20' llegó esa tan buscada primera ocasión. Fue en un centro desde la derecha de Xavi Carmona al que no llegó Labra al anticiparse el meta Vichi cuando el linense, libre de marca, ya estaba con la caña preparada.

Al minuto la tuvo Pirulo entrando por la derecha pero su lanzamiento ajustado al poste más cercano lo detuvo el meta onubense.

Eran los mejores minutos de los barreños pero llegó la jugada clave. Con el ambiente algo cargado Pirulo hizo una fea entrada a un zaguero junto al córner. El colegiado, muy protestado, enseñó la tarjeta roja. Era el minuto 32 y todo se le ponía de cara al Atlético Onubense.

A pesar de estar con uno menos el cuadro local tuvo la ocasión más clara en el 38' en un centro de Labra que Jesús Ocaña, en área pequeña, remató de cabeza fuera con todo a favor.

Tras el descanso Los Barrios buscó profundidad por la izquierda dando entrada a Ismael Maruja (algo que no explotó) y además se encontró con el 0-1 en el 55' cuando Manu Torres aprovechó que la zaga local estaba reculando para enganchar un zapatazo desde unos 25 metros y con efecto hacia afuera que sorprendió a Goito.

Fue tocado y hundido para los barreños, que ocho minutos más tarde, en un grave desajuste defensivo, dejaron a Manu Torres solo en la frontal. El 7 recreativista no se puso nervioso y batió de tiro raso al tarifeño para poner un 0-2 que se presumía insalvable.

El resto del encuentro fue más un querer y no poder de los pupilos de Jesús Estrada, impotentes y casi sin poder de reacción. Al final, un arranque de Xavi Carmona propició un penalti que transformó Antonio Prieto, pero aunque quedó tiempo el Atlético Onubense supo aguantar el botín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios