Buen 'Agüero' para el Recreativo

  • Empate solvente del Decano ante el mejor Atlético de los últimos tiempos · Los albiazules se aseguran, con el punto logrado el domingo, cerrar el año 2007 fuera de los puestos de descenso

Pintan oros, y eso que sólo firmó un empate con un Atlético de Madrid que anhela la Champions. Buenos augurios para este Recreativo renacido, que llena su zurrón para llegar al parón navideño con la sonrisa como estandarte.

Empate valioso ante la mejor versión que se ha visto en Huelva del Atlético de Madrid en los últimos tiempos. Punto justo y necesario para un Decano que enjareta su décimo punto de quince posibles, en un tramo liguero en el que tres de ellos eran fruta prohibida por jugarse ante el vigente subcampeón de Liga.

Punto merecido gracias al trabajo serio de todos los albiazules que aunaron esfuerzos para tener la mejor cosecha posible, que en este caso fue el del puntito de oro que, unido a otros marcadores, les permite cerrar el año fuera de los puestos de zozobra pase lo que pase el domingo por la tarde en El Madrigal.

Pero lo bueno de todo no es sólo el punto logrado. Lo mejor es que hay buen 'agüero' para este Recre, después de haber descendido a los infiernos tras una interminable travesía en el desierto, en la que pagó muy caro su sequía ante el gol… curiosamente talón de Aquiles de un equipo en vías de mejora.

Y es que el gol sigue siendo la asignatura pendiente de este Recreativo, que empieza a cerrar filas ante su portal, es menos condescendiente con su oponente, del que se empieza a ganar su respeto a poco que Sinama dé dos carreras o Carlos Martins enfile hacia la portería.

Porque Aguirre, al que este estadio de Huelva no le trae buenos recuerdos, se cuidó muy mucho de que el Recreativo no se la liara como se la lió el año pasado, y dispuso una guardia pretoriana en torno al delantero francés con tal de que no pudiera ganarle ninguna carrera a sus defensas. Lo consiguió, porque además contó con la soberbia actuación de su jugador Pablo, que impidió el sonrojo de forma sistemática.

Hay que quedarse con el Recre al completo. Por su seriedad a la hora de afrontar este encuentro, por su disposición en el terreno de juego y por el orden que a lo largo de los noventa y algunos minutos tuvieron los onubenses. Que solamente se vieron inquietados por la movilidad de ese fenomenal pelotero que es Forlán, artífice de jugadas de mucho peligro, no resueltas ni por Agüero ni por Reyes, que se toparon con el mejor Sorrentino de la Liga.

Además, en el cómputo global de lo que fue el partido, también nota para el entrenador, Víctor Muñoz, que comprendió que había que cerrar los espacios alrededor de Forlán y por eso situó en el campo a Barber, que recuperó el equilibrio para los albiazules cuando el partido entraba en una dinámica de 'pierdepaga', mucho más favorable para los madrileños que para los de Huelva.

El único 'pero' a todo esto, como viene siendo habitual, es el gol. El Decano mejora en todas sus líneas, pero le sigue costando Dios y ayuda marcar goles, y eso que el domingo tuvo buenas oportunidades. Camuñas y Sinama Pongolle tuvieron el gol en sus botas, pero de la misma forma que se vio en acción al mejor Sorrentino, en la otra portería el italiano Abbiati no anduvo nada dispuesto a dar concesiones y menos ahora que tiene su oportunidad por la lesión de Leo Franco.

Punto de auténtico oro para este mejorado Recre, que cerrará el año con una visita a Villarreal en la que, como reza el tópico, tendrá mucho que ganar y poco que perder. ¿Se imaginan celebrar el 118 cumpleaños del Recre con 22 puntos?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios