El Barcelona empieza a decir adiós al título

  • Victoria del Villarreal en el Nou Camp, que deja al cuadro azulgrana a ocho puntos del Real Madrid

El Barcelona empezó ayer a despedirse de la Liga y está a ocho puntos del Real Madrid tras perder ante un buen Villarreal (1-2), en un partido en el que la tripleta Ronaldinho-Eto'o-Henry fracasó con el estrépito.

El Villarreal, tercero, además, se acerca a los azulgrana, que en dos jornadas han tirado por la borda sus opciones ligueras tras perder en el Calderón y ayer frente a los castellonenses en casa.

Los azulgrana no estuvieron a buen nivel, nunca tuvieron opciones de ganar. Puso a Ronaldinho de media punta, por detrás de Eto'o, mientras que Henry jugó por la izquierda. El desequilibrio era evidente por la derecha, pero los azulgrana tenían una buena circulación de balón.

A pesar de la fluidez del juego local y de que en el minuto 2 Eto'o ya había tenido un claro uno contra uno que salvó Diego López, el Barça no acababa de llegar con claridad. El Villarreal pobló el medio campo, pero no dio apenas sensación de peligro. Un remate de Matías Fernández fue lo único ofrecido por los de Pellegrini en la primera media hora.

Guille Franco fue el factor desequilibrante en el primer tiempo. En el minuto 31 sacó provecho de las dudas de Milito y Thuram, se plantó ante Valdés, a quien no le quedó más remedio que derribarle. El penalti lo transformó Marcos Senna, el 0-1 no supuso la reacción inmediata de los locales.

Volvió Rijkaard a la idea original en la segunda parte. Ordenó a su equipo en un 4-3-3, pero las señales que emitía los catalanes eran preocupantes. En una acción combinada con Ronaldinho, Iniesta progresó hasta la línea de fondo y firmó el pase de la muerte, Xavi, como ha ocurrido en los últimos partidos, apareció para empatar el partido en el minuto 67, es su sexto gol en los últimos nueve partidos.

El 1-1, en el primer remate a puerta de los locales, supuso que el Barça se apuntara a la heroica, pero fue todo fue un fuego de artificios.

En una jugada por la izquierda, a nueve minutos para el final, Cazorla puso en juego a Capdevila y el lateral zurdo regaló el gol a Jon Dahl Tomasson. El 1-2 dejó helados a los barcelonistas que empiezan a decir adiós a la Liga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios