Al Barça de Rijkaard sólo le tocan equipos británicos en octavos

  • El club catalán desea evitar a toda costa a Arsenal y Liverpool para no complicarse la vida

El Barcelona desea un rival que no le complique mucho la existencia en los octavos de final de la Liga de Campeones, pero dada la experiencia de las últimas cuatro temporadas con el holandés Frank Rijkaard en el banquillo culé, a la entidad catalana no le toca otro remedio que temerse lo peor; quedar emparejada con el Liverpool o el Arsenal.

Y todo porque en los últimos cuatro sorteos continentales de octavos de final al Barça siempre se le ha cruzado un equipo británico: el Celtic de Glasgow (Copa de la UEFA) en la temporada 2003-04; el Chelsea (Liga de Campeones) en 2003-04 y 2004-05; y el Liverpool en la 2005-06.

De esta forma, Liverpool y Arsenal son los dos representantes que el Barça desea eludir a toda costa, y no tanto por ser de donde son, sino por tratarse de rivales muy complicados. En el caso del equipo que entrena Arséne Wenger, el Arsenal es el conjunto más en forma de la Premier, a pesar de que la Liga de Campeones pagó con la segunda posición el tropiezo en el campo del Sevilla. El último enfrentamiento entre el Barça y el Arsenal fue la final de la Champions del 2006, con victoria barcelonista (2-1).

Respecto al Liverpool, el equipo que dirige el madrileño Rafael Benítez fue el verdugo de los barcelonista la temporada pasada cuando se encontraron en los octavos de final de la Liga de Campeones.

Otro equipo británico que también entrará en el bombo del sorteo de octavos de final el viernes 21 de diciembre es el Celtic de Glasgow, contra el que el Barcelona ya se ha encontrado dos veces en los últimos cinco años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios