Baptista, gran héroe blanco; Ronaldinho, gran villano azulgrana

  • El madridista confirmó su regreso a la élite y su compatriota fue abucheado por la grada

El brasileño Julio Baptista confirmó su regreso a la elite al anotar el tanto del triunfo por 1-0 del Real Madrid en el campo del Barcelona. Por contra, su compatriota Ronaldinho recibió los abucheos de la hinchada azulgrana en el día en el que se esperaba su resurrección.

El fútbol siempre está atento a la elección de nuevos héroes en cada encuentro de rivalidad, como es el caso del clásico de la Liga. Baptista, desterrado hace tres meses, fue el gran protagonista del partido. Y Ronaldinho, ídolo hace dos años, vivió una de sus noches más negras.

La jugada decisiva del partido surgió a los 35 minutos, con el gran gol del madridista. Baptista corrió hacia una esquina y se golpeó el pecho, al lado del escudo de su equipo, de la insignia de un club que lo cedió la pasada temporada al Arsenal y que le buscó equipo al comienzo de la presente. El brasileño se reivindicó con una actuación formidable, derrochando litros de sudor y añadiendo una precisión desconocida en el pase. Y, de paso, Schuster, su técnico, le observó con orgullo, pues ha rectificado su opinión inicial para darle galones en el equipo.

Ronaldinho fue exactamente la otra cara de la moneda. Al final fue titular, cuando durante toda la semana se había hablado de su eventual suplencia. Pero casi fue peor: el brasileño se mostró al mundo como un jugador sin brillo, sin relevancia, sin inspiración.

El antiguo crack del Barcelona se sintió protagonista desde el comienzo y saltó al campo con una carrera descomunal, sabiendo que mil focos se situaban sobre él. Es un acto teatral que antes cautivaba a su afición; pero ahora no. La hinchada "perdonó" su falta de actividad en la primera parte, pero el precioso gol de Baptista le invitó a buscar culpables... Y todos los ojos se dirigieron hacia Dinho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios