Argentina, una reconstrucción en 80 días

Los seis goles que España le marcó este martes a Argentina en el amistoso quemaron las tímidas certezas que tenían el equipo y su entrenador, Jorge Sampaoli, ahora obligados a reconstruir un futuro lo más firme posible a menos de 80 días de comenzar el Mundial.

Sólo el astro Lionel Messi, ausente en el encuentro por una lesión, se salvó de un incendio futbolístico que derivó en críticas lapidarias a Sampaoli, su cuerpo técnico y la mayoría de los jugadores del equipo nacional.

"Nos queda rogar que Messi esté bien en el Mundial", expresó el ex futbolista Mario Kempes, goleador del seleccionado argentino campeón en el Mundial de 1978.

Durante gran parte de la goleada ante España se observó a Messi mirar con la vista perdida el partido desde un palco. Serio, preocupado, con las manos en su barba, La Pulga pareció buscar, y no hallar, respuestas de sus compañeros en el campo mientras el juego español se transformaba en un gol tras otro.

En el descans, confirmó Sampaoli en la conferencia posterior al partido, Messi bajó al vestuario argentino y tomó la palabra frente a la plantilla. Nadie reveló aún el contenido de sus palabras, que por el resultado en el complemento parecieron no haber surtido efecto. "A Argentina le falta mucho en poco tiempo..." resumió el ex lateral y capitán Juan Pablo Sorín.

El triunfo conseguido el viernes 2-0 en un amistoso ante Italia pareció situar a Argentina en un sendero de tranquilidad y optimismo. Sampaoli parecía haber encontrado algunas respuestas con su planteamiento.

Cuatro días después, todo eso, que tampoco era tanto, quedó en Madrid convertido en cenizas. Argentina salió a enfrentarse de igual a igual a España. La idea de Sampaoli, que algunos hinchas y periodistas consideraron futbolísticamente suicida, dejó en evidencia todas las carencias.

"En el segundo tiempo España nos abofeteó por nuestra forma de jugar", admitió Sampaoli.

"Catástrofe", "Papelón" y "Humillación", fueron algunas de las afirmaciones utilizadas en la prensa local para titular la goleada y su significado: Argentina no está en condiciones. "Es duro, duele. Deja secuelas seguro. Va a traer problemas. Y si el resultado es como el de hoy, peor", evaluó Carlos Bilardo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios