Arango rescató un punto que parecía perdido

  • Laudrup dio descanso a Del Moral y Granero con el 3-1

Dos faltas en dos minutos, perfectamente ejecutadas por Arango, la segunda rematada por Ramis de cabeza, arrebataron el triunfo al Getafe, crecido por sus precedentes y proporcionaron un punto al Mallorca, que salvó en el tramo final un encuentro que parecía perdido y con un jugador menos por la expulsión de Scaloni.

El Getafe dejó escapar un triunfo. Laudrup pensó en el gasto de sus futbolistas y con 3-1 quitó a Manu del Moral y a Esteban Granero. El Mallorca, que contó con diez en el césped por la expulsión de Scaloni a 8 minutos del intermedio, nunca se dio por vencido y rescató un punto que parecía perdido.

A los once minutos el Getafe ya ganaba 2-0. Provisto de confianza, el cuadro de Laudrup se sintió cómodo y respondía al gusto por el buen fútbol. Hasta que la primera aproximación balear amenazó una tarde sosegada. Cuando al cuarto de hora Güiza aprovechó un balón suelto en el área para romper su sequía anotadora de cinco encuentros.

Pocas veces un cambio es tan oportuno como el que resultó cuando Pablo Hernández saltó al césped en lugar de Cotelo. El primer balón que centró supuso el tercer tanto del Getafe. Iván Ramis lo introdujo en su portería.

A continuación, Arango, desde sitios similares, ejecutó dos faltas. Ambas con maestría. La primera superó directamente a Abbondanzieri. La segunda fue aprovechada por Ramis para batir al argentino y sellar el empate final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios