El Almonte gana el derbi condal

Los dos capitanes y el trío arbitral poco antes de iniciarse el encuentro. Los dos capitanes y el trío arbitral poco antes de iniciarse el encuentro.

Los dos capitanes y el trío arbitral poco antes de iniciarse el encuentro. / a. clavijo

El Almonte se lleva el derbi condal y deja al Bollullos muy tocados y sin opciones prácticamente de luchar por el ascenso. Los locales se jugaban el tener algo de opción por luchar por esa cuarta plaza que da derecho a jugar el playoff, ahora casi imposible.

El partido arrancó con algunas sensaciones ya bastantes familiares en las últimas jornadas. El Bollullos quería tener la pelota y por momentos realizaba un buen juego de asociación, pero poco a poco fue perdiendo su sitio y el balón ante un Almonte que supo jugar muy bien sus bazas y fue superior en gran parte de los 90 minutos.

Dani Boixo, con dos disparos lejanos desde el centro del campo, probó fortuna y estuvo a punto de marcar un auténtico golazo, uno se marchó fuera y otro lo tuvo que mandar a córner el meta Josué.

En el m. 20 Juan Carlos recogió un balón dentro del área bollullera y tras un fuerte disparo anota el 0-1 con el que se llegaría al descanso. El Bollullos no tuvo mordiente arriba y se echó en falta algo más de intensidad en los lances del juego, que uno tras otro, eran ganados por los visitantes.

La segunda mitad no fue nada fácil para los pupilos de Luis Alberto; en el 50' llegó el mazazo con el segundo gol del Almonte, con la firma del ariete David García (0-2). A partir de este momento, el Bollullos se mostró impotente e incapaz de hacer daño a la meta rival de forma que el guardameta Coke, exjugador bollullero, fue un mero espectador.

Por si no fuera poco, el central del Bollullos, Alejandro se marchó lesionado y tuvo que abandonar la instalación en ambulancia; más tarde Dani Pirri fue expulsado por roja directa, en una acción muy rigurosa. Esto dejó más tocado aún al Bollullos que tuvo uno de sus peores tardes de la temporada, pero culpa de ello fue la gran actuación del conjunto rival que no dio un balón por perdido de principio a fin. La expulsión acabó con penalti que detuvo Josué, pero cuando faltaban diez minutos, Meko puso el definitivo 0-3. Un resultado que hizo justicia al buen trabajo del Almonte y que hace mucho daño al Bollullos y a su afición, que se marchó a casa muy descontenta con la imagen ofrecida por el equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios