El Akasvayu hace realidad el choque catalanicida por el título

Ni la presencia de Henry Domercant, MVP de la fase regular, ni el poderoso currículum de Svetislav Pesic asustaron al Akasvayu Girona en la semifinal de la Copa ULEB, un partido que ganó por 78-81 con la serenidad de los grandes y rompiendo los pronósticos que colocaban a los rusos en la final de la competición. Con todo merecimiento, el equipo de Girona explotó de júbilo al término del partido, un final agónico que le sitúa junto al DKV Joventut en la final de la Copa ULEB, un torneo que parece hecho a la medida del club catalán.

Empeñado en dar un salto de calidad y de coronar una magnífica trayectoria en la ULEB, el Akasvayu despachó al Dynamo de Moscú sin complejos. Lo hizo sostenido por el liderazgo de Marc Gasol y la irrupción de un jovenzuelo, Ivan Radenovic, una desagradable sorpresa para los rusos, un salvavidas para el Akasvayu con sus 20 puntos y 7 rebotes. Concentrado en lograr el pase a su segunda final europea consecutiva, después de su éxito en la Eurocopa Fiba de 2007, el Akasvayu se aplicó en el rebote, eligió bien el tiro y gobernó el encuentro, aunque se obligó a un ejercicio de supervivencia en los últimos minutos.

DKV y Akasvayu se jugarán el título y una plaza en la Euroliga hoy a partir de las 18:30 horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios