Abierto en todos los sentidos

  • Arranca un Mundial marcado por la pionera carrera nocturna de Qatar · En MotoGP, se anuncia una apasionante lucha con Stoner algo por delante de Rossi y Pedrosa, y la novedad de Jorge Lorenzo

El Campeonato del Mundo 2008 de motociclismo se abre este fin de semana en Qatar, en un escenario poco habitual: un circuito plano (5,38 kilómetros), situado en el desierto, para una carrera nocturna, en un lugar donde las temperaturas caen rápido al llegar la noche.

La MotoGP se presenta más abierta y apasionante que nunca. El australiano Casey Stoner (Ducati Desmosedici GP 8) no se lo va a poner fácil a ninguno de sus rivales, con el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) a la cabeza. Dani Pedrosa, con su experiencia acumulada, también se postula como alternativa. Y por detrás, se sitúa el debutante Jorge Lorenzo, compañero de Rossi. Hay expectación por ver su pilotaje agresivo y su descaro en la categoría reina. El piloto mallorquín ha experimentado una notable progresión a lo largo de toda la pretemporada, lo que le permitió marcar el mejor tiempo en los últimos entrenamientos realizados antes del inicio del campeonato.

El dúo formado por Stoner y Ducati no sólo se mostró intratable en 2007, sino que durante la pretemporada, cuando han tenido que mostrar sus cartas o sus armas, como se quiera ver, lo han hecho con una convicción y determinación verdaderamente impresionante.

Desde luego Stoner no va a ser un rival fácil de batir y eso que todos sus rivales se han empleado a fondo en la preparación de una temporada que promete ser de lo más interesante y que comienza en Losail haciendo historia, pues por primera vez en el Mundial se va a disputar una carrera nocturna y se va a hacer bajo los potentes focos de una instalación que para muchos se antoja ya faraónica.

Si muchos tenían dudas de la idoneidad de la intención y de las condiciones reales del trazado con iluminación nocturna, todas ellas quedaron disipadas en los entrenamientos extraordinarios que se han realizado este pasado fin de semana y hasta el martes en el trazado de Losail, muy próximo a la capital Doha, en donde el principal contratiempo acabará siendo la temperatura demasiado fría de trabajo de los neumáticos.

Álvaro Bautista, Héctor Faubel, Alex Debón o Héctor Barberá, todos ellos sobre motos Aprilia, o Julián Simón, sobre el naranja de las KTM, deben ser protagonistas y lo serán por lo visto en la pretemporada, de un campeonato de 250cc. que debe tener neto color español.

No en vano ellos tendrán la responsabilidad de defender el segundo título mundial consecutivo que logró Jorge Lorenzo en 2007 antes de dar el salto a MotoGP de la mano del equipo oficial de Yamaha frente a los ataques de pilotos de la talla del japonés Hiroshi Aoyama (KTM), el finlandés Mika Kallio (KTM) o el italiano Mattia Pasini (Aprilia), que se han mostrado como los más cualificados durante este intenso invierno de entrenamientos.

En 125cc, hacer pronósticos resulta mucho más complicado si bien justicia obliga y, por ello, el piloto de Bancaja Aprilia, el húngaro Gabor Talmacsi, flamante campeón en 2007, debería ser la principal referencia, pero los entrenamientos de pretemporada no dicen lo mismo, ya que no ha habido un dominador claro en los 125cc. Entre nuestros representantes, los más numerosos de la categoría -nueve-, existe una mezcla de veteranía y juventud que puede propiciar no pocas sorpresas, ya que a la veteranía -en competición, que no en años- y ambición por vencer de Joan Olivé (Derbi), Sergio Gadea (Aprilia) o Pablo Nieto (KTM) se puede unir el ansia de destacar de jovencísimos como Pere Tutusaus (Aprilia), Pol Espargaró (Derbi), Esteve Rabat (KTM) o Marc Márquez (KTM), que sufrirá la rémora de su lesión casi al final de la pretemporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios