Fallece Antonio Tabucchi, un escritor que vivió su tiempo "con pasión y rabia"

  • El italiano, vinculado a Portugal debido a su fascinación por Pessoa, muere en Lisboa a los 68 años · El autor conoció el éxito internacional con 'Sostiene Pereira' e inspiró con sus textos varios largometrajes.

Italia perdió ayer a uno de sus mejores escritores, a menudo citado como aspirante al Nobel de Literatura, con la muerte en Lisboa de Antonio Tabucchi, fallecido a los 68 años como consecuencia de una larga enfermedad. Según La Repubblica, con el que el gran escritor colaboraba, Antonio Tabucchi murió debido a un cáncer. Su funeral tendrá lugar el jueves en la capital de Portugal, un país que se había convertido en su segunda patria. "Un amigo, un compañero de ruta, un hombre que vivió su tiempo con pasión y rabia, un intelectual europeo, un gran escritor nos ha abandonado", comentó en un comunicado su editor italiano Feltrinelli.

Tabucchi destacó como uno de los escritores europeos más lúcidos de las últimas décadas después de enamorarse de la obra del poeta luso Fernando Pessoa. Nacido en la provincia de Pisa el 24 de septiembre de 1943, cerca de la localidad de Vecchiano, el autor de Sostiene Pereira (1994) o La cabeza perdida de Damasceno Monteiro (1997) sintió un radical giro en su vida cuando descubrió casualmente un ejemplar del poema de Pessoa Tabacaria mientras paseaba junto al parisino río Sena.

Seducido por Pessoa (1885-1935), un entonces veinteañero Tabucchi, que estudiaba Filosofía y Letras en la Universidad de Pisa, decidió viajar en mitad del curso con un Fiat 500 a la capital portuguesa, donde sintió el embrujo de una ciudad envuelta en una misteriosa bruma marítima y en una cálida luz blanca. Desde entonces, se estableció un cordón umbilical entre el literato italiano y Portugal, que nunca más se rompió.

Su entusiasmo por Pessoa le llevó a convertirse en uno de los mejores conocedores de su obra y en el principal divulgador de la misma en Italia. "A Pessoa le debo, en primer lugar y principalmente, la fe en lo novelesco, porque a través de su poesía ha construido en realidad un universo novelesco", dijo en una entrevista el propio Tabucchi.

Después de licenciarse en 1969 con la tesis El Surrealismo en Portugal, fue nombrado en 1973 profesor de Lengua y Literatura Portuguesa, en Bolonia, cuando empezó a escribir su primera novela, Piazza d'Italia, publicada en 1975, una obra en la que revisa la historia de Italia a través de sus perdedores, elaborando un retrato de tres generaciones de anarquistas toscanos.

Trasladado a la universidad de Génova (1978), siguió con su incansable producción con El juego del revés (1981), Dama de Porto Pim (1983) y Nocturno Hindú (1984), entre otras obras. Solía definirse como un "profesor universitario" y no como un escritor porque escribir -decía- era una actividad que implicaba "deseos, sueños y fantasía".

Comprometido políticamente en favor de la libertad y los derechos humanos, sus trabajos se mueven en el reino del asombro, del humor y de la ambigüedad a partir de observaciones agudas de la vida cotidiana, según la crítica. Se caracterizó siempre por su conciencia reivindicativa, y fue muy crítico con el gobierno del presidente italiano Silvio Berlusconi; en 2008 fue demandado por el presidente del Senado, Renato Schifari, tras publicar un artículo en L'Unità en el que preguntaba al político por su pasado, sus negocios y sus amigos; uno de ellos, el propio Berluscuni. Más allá de la situación italiana, el escritor que fue uno de los miembros fundadores del ex Parlamento Internacional de Escritores (PIE), creado en 1992 para ayudar a autores bajo amenaza terrorista, estimaba que "la democracia no se da por sentada. Hay que vigilarla y hay que permanecer vigilante".

El éxito internacional le llegó en los 90 con Sostiene Pereira, una historia sobre un tranquilo periodista cuya vida da un giro cuando contrata a un combativo joven. La novela pasó a la gran pantalla protagonizada por el legendario Marcello Mastroianni. Otros de sus textos fueron también adaptados al cine, como Nocturno hindú, dirigida por Alain Corneau, y Dama de Porto Pim, realizada por Jose Antonio Salgot y protagonizada por Emma Suárez, Sergio Peris-Mencheta y Antonio Resines.

Entre sus principales obras destaca también La cabeza perdida de Damasceno Monteiro (1997) con la que consiguió la revisión del caso que aparecía en la obra y ayudó a resolver el asesinato de un ciudadano portugués.

Con una obra traducida a más de 40 idiomas, en la última década publicó Tristano muore. Una vita (2004) y El tiempo envejece deprisa (2009) y recibió numerosos premios. Entre los galardones sobresalen el Francisco Cerecedo de periodismo en España; el Pen Club, el Campiello y el Viareggio-Répaci en Italia; el Prix Médicis Etranger, el Prix Européen de la Littérature o el Prix Méditerranée en Francia. Doctor honoris causa en 2007 por la Universidad de Lieja, Tabucchi pasaba el año entre Lisboa y la Toscana y deja un libro inédito, un conjunto de nueve historias relacionadas con el paso del tiempo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios