cómics

Para que no se olvide

  • 'Cuerda de presas' es una recopilación de 11 historietas cortas con el tema común de las presas políticas españolas durante los años del franquismo

Una viñeta de 'Cuerda de presas'. Una viñeta de 'Cuerda de presas'.

Una viñeta de 'Cuerda de presas'.

Hoy quiero recomendarles tres estupendos títulos publicados por Astiberri, que sirven además como muestrario de la diversidad y la altura del cómic español. El mejor de los tres, sin lugar a dudas, es Cuerda de presas, recopilación de 11 historietas cortas escritas por Jorge García y dibujadas por Fidel Martínez, con el tema común de las presas políticas españolas durante los primeros años del franquismo. El volumen había conocido una edición en rústica en 2005 y regresa ahora en cartoné, con una nueva y muy hermosa ilustración de cubierta. Como afirma Felipe Hernández Cava en su introducción, este es un libro "portentoso, de lo mejor que ha dado jamás la historieta española"; lo dice uno que sabe, y que no duda en listarlo junto a Paracuellos, de Carlos Giménez, y Un largo silencio, de Miguel Gallardo, como un trabajo imprescindible en la lucha contra la terrible sombra de olvido y revisionismo que está cubriendo la memoria de este país. Cuerda de presas da voz a las mujeres víctimas de la represión en la posguerra, y, sólo por eso, ya merecería nuestra lectura atenta, pero es que, además, el trabajo de García y Martínez es realmente soberbio, de una enorme calidad gráfica y literaria.

En una hebra más desenfadada, el libro-disco La encrucijada reúne el talento de Paco Roca y la banda Seguridad Social. Son 150 páginas de historieta, en las que Roca y el líder del grupo, José Manuel Casañ conversan sobre música, cómic, la magia de la creación, el mercado cultural y el ímpetu artístico. Se incluye además un disco inédito de Seguridad Social, con las letras y créditos a modo de apéndice, y el enlace a la película Crossroads, dirigido por Miguel Perelló, que documenta el proceso de elaboración de este curioso volumen. Vienen también otros paratextos, como un epílogo de Óscar Palmer, del que rescato la siguiente cita: "Los dilemas y triunfos creativos comparten espacio con una mirada inusualmente cándida a los tejemanejes y miserias del negocio de la cultura, y las biografías cruzadas de Paco Roca y de Seguridad Social acaban pintando mucho más que los altos y bajos de sus respectivas trayectorias. Lo que acaba emergiendo en La encrucijada es un apasionante retrato de 30 años de cultura pop en este país".

Por último, Cuaderno de tormentas recupera en edición ampliada y mejorada la obra de David Rubín publicada allá por 2008 y que llevaba largo tiempo agotada. Lo de ampliada viene por las 21 páginas de extras (entre las que destacan la historieta corta Los fantasmas del bosque, publicada en su día por la revista Dos Veces Breve); y lo de mejorada, por la nueva rotulación y la nueva cubierta que engalana el volumen. Con el derroche de imaginación y el poderío visual que caracteriza siempre a Rubín, esta Crónica de los deambulares por Ciudad Espanto se lee también como una metáfora del esfuerzo artístico. No en vano, el libro está dedicado, en última instancia, a todos los que "deciden perseguir una idea, un sueño, y lanzarse a crear, sea en la disciplina que sea".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios