El Teatro Sierra de Aracena acoge las actuaciones de las agrupaciones

  • Cuatro chigirotas de la localidad serrana y dos grupos de Cortegana participarán en la muestra

  • El cartel es de Rubén García

Jóvenes disfrazados en uno de los actos de calle del Carnaval de Aracena. Jóvenes disfrazados en uno de los actos de calle del Carnaval de Aracena.

Jóvenes disfrazados en uno de los actos de calle del Carnaval de Aracena. / moya

El carnaval de Aracena se pondrá en marcha mañana con apenas novedades frente a ediciones anteriores. A destacar el regreso, de nuevo, de agrupaciones foráneas frente a las locales, en solitario durante el pasado año. En 2017 sí hubo una comparsa de Cádiz para el Día de Andalucía.

Una fiesta muy presente en el pueblo, siendo especialmente participativa en los actos de calle durante el segundo fin de semana, ya que en los últimos años hay pocas agrupaciones participantes.

Al igual que el pasado año serán cuatro las murgas presentes, todas chirigotas, y que actuarán este sábado junto a dos agrupaciones más de la vecina Cortegana.

El carnaval sigue sin contar como antaño con una asociación que la organice, siendo el Ayuntamiento principalmente junto a las agrupaciones quiénes asumen la organización, ni pregón (recuperado con fracaso en 2016), ni coronación de la reina y damas del carnaval cebollero.

La primera gran cita será, por lo tanto, este sábado en el Teatro Sierra de Aracena, como es habitual en las últimas ediciones, frente a los dos pases que se hicieron hace algunos años. Llegó a haber hasta once y doce agrupaciones, dos años seguidos, en el carnaval cebollero. Aún así la afluencia del público el domingo era muy inferior a la del sábado, cuando el teatro casi se llena.

Mientras que el otro fin de semana serán los clásicos y multitudinarios desfile infantil del viernes y baile de disfraces del sábado frente al entierro de la cebolla, muy minoritario desde hace ya muchas ediciones, para el mediodía y tarde del domingo.

El cartel anunciador vuelve a ser un diseño informático, el autor es el artista Rubén García bajo. El jurado estuvo compuesto por artistas locales. Sólo cuatro obras presentadas, siete el pasado año. La ganadora muestra a una cebolla, símbolo de Aracena, con una cara alegre y colorida con motivos carnavaleros y sobre la cabeza una especie de sombrero, en el que destaca el campanario del castillo de Aracena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios