El tabú de los fosfoyesos

  • PSOE y PP esquivan el problema medioambiental justo cuando entran en juego estas competencias · Los socialistas dan el tema por encarrilado y los populares siguen sin presentar la alternativa que encargaron.

Comentarios 3

EMPIEZA el segundo tiempo y queda mucha tinta por derramar, pero llegado este punto se esquivan algunos debates que interesan a la ciudadanía onubense, verdades incómodas como las 1.200 hectáreas de marismas contaminadas por 40 años de vertidos industriales que siguen pendientes de restaurar junto al casco urbano de la capital. Los fosfoyesos, otrora bandera electoral, cuando PP y PSOE peleaban por el voto verde en las municipales, están teniendo un difícil engarce en el marketing de esta campaña de mínimos, a pesar de que es ahora cuando precisamente entran en juego las competencias autonómicas medioambientales.

Los populares, machacando con la Huelva-Cádiz y la reapertura de la mina, recogen en su programa para el 25-M que en Huelva "existen problemas medioambientales graves que hay que resolver, como los depósitos de fosfoyeso", pero Pedro Rodríguez todavía no ha desvelado la anunciada alternativa que el Ayuntamiento encargó a una consultora para "retirar y no tapar los fosfoyesos", lo que para muchos ha sido un brindis al sol (se suponía que la "solución" del PP se iba a dar a conocer antes de los comicios andaluces).

En el discurso socialista, por otra parte, la ausencia de los fosfoyesos no habría sido tan llamativa a estas alturas de no ser porque ayer el partido del puño y la rosa se centró sus propuestas medioambientales, comprometiéndose a "convertir a Huelva en la provincia modelo en cuanto al medio ambiente urbano", en un acto celebrado en Isla Chica en el que el cabeza de lista Mario Jiménez destacó la apuesta del PSOE por crear la Ley andaluza contra el Cambio Climático. Lo cortés no quita lo valiente, pero de los fosfoyesos, ni una palabra. Se quedaron en la periferia de la periferia. Abstracciones aparte, los griñanistas atacaron nuevamente la decisión del PP de eliminar las ayudas a las energías renovables y, capítulo aparte, lanzaron el compromiso de hacer de Huelva "la primera provincia del país en unir toda la costa co su carril bici". "En las ciudades -subrayó Jiménez- hay que establecer un esquema de convivencia para que no sean un foco de contaminación y de agresión al medio ambiente, sino que asuman un ámbito de responsabilidad en su propio diseño para preservar el medio ambiente y que garantice el futuro". El marco elegido para el discurso de los socialistas fue el solar del antiguo Estadio Colombino, ejemplo de "la especulación del PP, un lugar -apostilló el líder provincial del PSOE- que ha acabado convirtiéndose en un vertedero en pleno corazón del barrio. Un ejemplo de cómo no debe ser la ciudad". Isla Chica ha sido una recurrente bandera socialista para defender un urbanismo sostenible, pero la realidad de que la parálisis del proyecto ha convertido estos terrenos en un escenario degradado no es óbice para mirar a las cercanas marismas del Tinto, cuya recuperación para la ciudad es responsabilidad directa de la Junta de Andalucía, alfa y omega de estas elecciones. Sobre el asunto se le preguntó este fin de semana al consejero de Medio Ambiente y número tres de la lista por Huelva, José Juan Díaz Trillo, incidiendo en que las balsas siguen pendientes de descontaminación.  En una entrevista publicada por Huelva Información, el dirigente socialista declaró que "en la campaña de las municipales fue el PP quien hizo bandera de la retirada de los fosfoyesos. Creo que con ellos había que hacer lo que hemos hecho -esgrimió-, es uno de los hitos de esta legislatura. Estamos en la fase de futuro, lo que se pueda restaurar y conquistar para la ciudad, lo vamos a hacer, y los fosfoyesos negros se tratarán adecuadamente. La empresa está cumpliendo, la depuración de las aguas ya es un hecho. Ése es el primer tratamiento de los fosfoyesos".

Desde la óptica de Izquierda Unida, que ha sido la única formación en poner la batalla de os fosfoyesos en primera línea de su programa, se observan las omisiones como una prueba más de que los dos partidos mayoritarios "han utilizado electoralmente el elemento medioambiental y en las elecciones municipales hicieron promesas sin ninguna voluntad de cumplirlas. En estos momentos -comentaba en otra entrevista el izquierdista Pedro Jiménez- no les interesa poner en evidencia el problema que supone la contaminación en Huelva". IU se compromete a impulsar un órgano de participación "en el que estemos todos" para consensuar una solución a esas 1.200 hectáreas contaminadas.

En otro orden de cosas, la agenda de ayer incluyó la visita de la portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, que acudió a Ayamonte con el diputado Javier Barrero, abundando en la tesis de que el Gobierno de Rajoy está esperando al 25-M para presentar un presupuesto con un "recorte brutal" en las prestaciones por desempleo. A juicio de Rodríguez, "los andaluces se han dado cuenta de que Rajoy y Arenas son lo mismo, y no van a permitir que en esta comunidad se acabe con la educación y la sanidad públicas y de calidad".

Mientras, los populares anclaban ayer la campaña en la Plaza del Minero de Riotinto, erigiéndose en "el partido de la mina" en un acto al que asistieron unas 300 personas, reiterando que el PP pondrá en marcha un proyecto "bloqueado desde hace años por la Junta de Andalucía y el PSOE y que supondría la creación de 1.200 empleos". El cabeza de lista, Pedro Rodríguez, acompañado por los candidatos Loles López, Manuel Andrés González y la alcaldesa de Riotinto, Rosa Caballero, ratificó "el compromiso público de Javier Arenas de reabrir la mina cuando gane las elecciones del próximo 25 de marzo". Rodríguez aseguró que el PP "agilizará todo lo posible los trámites, porque la reapertura es sólo una cuestión de voluntad, y el PSOE y la Junta no la tienen". Repitiendo los mensajes que llevan coleando toda la campaña, el PP acusa a los socialistas de "mentir y retrasar desde hace años la reapertura de la mina", y la puesta en marcha de otros proyectos mineros de la provincia que, en total, "generarían 3.000 empleos en una provincia con 85.000 parados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios