"El mejor candidato de la historia"

  • Más de 4.000 personas acompañaron al presidente del Gobierno y a quien consideran ya como ganador en Andalucía a pesar de los llamamientos contra la euforia y para "llenar las urnas de votos"

Comentarios 1

 Más allá de las cifras, lo cierto es que en el pabellón Rafael Florido no cabía un alma. De ello se encargaron cuando alcalde, concejal o cargo del PP hubiera disponible en toda la geografía provincial. Desde primera hora de la mañana, la avenida del Mediterráneo era un incesante trasiego de autobuses llegados desde el último pueblo de Almería. Detrás de su alcalde, llegaron hasta el recinto deportivo donde las medidas de seguridad que se observaron en la entrada, indicaban que venía alguien importante. El presidente del Gobierno rindió su primera visita a la capital almeriense desde que esta le regalara más del 57% de los votos en las pasadas elecciones. Había ganas en la concurrencia por demostrar su agradecimiento por la visita y en ello se empeñaron los cientos, miles que le escuchaban y le interrumpían, a él y a Javier Arenas, con gritos de "Presidente, presidente" o el más televisivo "¡Tú sí que vales!". 

Así estaba el escenario y la audiencia, dispuesta a un mitin con más continente que contenido, ya que de este apenas se puede entresacar un "tenía que hacer las reformas por el bien de todos", "hay que hacer alguna más" o el más prosaico de "después de 30 años ya nos toca a nosotros".

Los teloneros locales le allanaron el camino. Entre todos, se perdió la cuenta de cuantas veces les dieron las gracias a un candidato que ha hecho de Almería una seña de identidad en las dos últimas convocatorias y también en la rivalidad por quién conocía un mayor número de alcaldes de los 58 con los que cuentan los populares tras el arrollador triunfo en las municipales. Por cierto, ganó Arenas quien se detuvo especialmente en el anfitrión, Luis Rogelio Rodríguez y en la alcaldesa de Laroya, Loli Moreno, quien cierra la candidatura popular al Parlamento andaluz que ya fue obsequiada con los agasajos del presidente del PP-A en la presentación de la lista en el Castillo de Santa Ana en Roquetas de Mar.

Fue el primer edil almeriense a quien le tocó romper el fuego y esperar a que el personal se calmara después de un recibimiento que se prolongó más de un cuarto de hora desde la entrada principal del pabellón, hasta que Rajoy y Arenas llegaron a un escenario después de repartir besos y apretones de manos.

El primer edil capitalino, en su mitinero tono habitual se despachó con el presidente de la Junta a quien culpabilizó directamente  de los parados y del "robo del dinero de los desempleados" y llegó a calificarlo como "cómplice del saqueo de un dinero que estaba para salvar a las empresas de la crisis económica. Podrán romper y destruir documentos, pero no el triste recuerdo que han dejado en nuestra memoria" y aseguró que "después de 30 años de resignación, lo único que quedará es que han puesto a Alí Babá en la nómina de la Junta".

A Rosario Soto le tocó sosegar el ambiente, aunque sí traía la lista de agravios comparativos de la Junta que iban desde "la Balsa del Sapo, el materno infantil, la autovía del Almanzora, el corredor mediterráneo o edificios judiciales". Suyas fueron las menciones al "cuento de la igualdad que nos ha vendido el PSOE, algo que no se cree nadie a estas alturas" y de desarmar "el discurso falso de ricos y pobres".

"Javier, esta es tu gente". Así empezó a quien el aludido se empeña en llamar su "hermano mayor". Gabriel Amat se erigió en el mayor defensor de un presidente del Gobierno complacido cuando escuchó que "ha tomado más medidas en dos meses que otros en ocho años, medidas que a nadie le hubiera gustado tomar, pero que eran necesarias". El presidente de los populares almerienses quiso tener a la agricultura "en el punto de mira" y recordó que "el PP no ha cambiado su postura; nos oponíamos cuando estábamos en la oposición y ahora que gobernamos".

A pesar de que la euforia quiere sustituirse por la prudencia, nadie de los que ayer subieron al escenario, contemplaba otro panorama que no sea el de Javier Arenas al frente del Ejecutivo andaluz. "Sólo nos queda que nos ayudéis a conseguirlo. Tenemos el mejor candidato".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios