Almería

Todos ganan, nadie pierde

  • Los socialistas de Almería caen al 35% de votos, su peor registro en unas andaluzas, y aún así se sienten ganadores · El PP sube a un 51,3% su techo histórico · Izquierda Unida remonta el vuelo

Comentarios 1

 LA victoria tiene muchos  padres y la derrota es huérfana. La máxima de Kennedy suele ser aplicable en la jornada posterior a los procesos electorales a los grandes de la provincia, con la excepción de algunos batacazos  históricos como el sufrido por los socialistas en las generales del 20 de noviembre. Los almerienses ya  han hecho pública su voluntad y han dado su respaldo mayoritario al Partido Popular, pero todos se sienten ganadores en su cita con las elecciones andaluzas. Eso sí, las lecturas pueden ser muchas, pero los resultados son tan claros como contundentes. 

El proyecto del cambio a medias de Javier Arenas consiguió el 51% de los votos en la provincia, dos puntos más que en las anteriores andaluzas de 2008. Nada menos que el techo del PP en los comicios autonómicos, pero la euforia no se ha desatado, precisamente, entre la familia popular almeriense por el retroceso sufrido en relación al mayor respaldo que cosecharon en las generales ((57%) y porque su candidato no será presidente de la Junta de Andalucía si Izquierda Unida y PSOE llegan a un acuerdo de gobierno. En total han sido 53 los municipios almerienses que han optado por la opción del PP. "La mayoría de los almerienses quieren un cambio político", ha subrayado el secretario general de los populares, Javier García, quien habla de "castigo" a los socialistas.  

El Partido Popular se mantiene como la formación más votada en la provincia con 136.538 votos y siete de los doce parlamentarios, si bien es cierto que en los comicios del domingo el PSOE comenzó a remontar el vuelo incrementando en seis puntos su resultado de las generales. Después de tocar suelo con un mínimo histórico que llegó en pleno proceso de renovación del partido con José Luis Sánchez Teruel, los socialistas aumentan el respaldo de los almerienses y sus votos crecen en municipios que en noviembre les dieron la espalda. No obstante, la escalada está en una fase inicial y si se tienen en cuenta las elecciones autonómicas celebradas desde 1982 están ante su registro más negativo. Su mejor resultado lo consiguieron en 1982 con un 48,9% de respaldo entre los almerienses. Nunca antes habían bajado su representación en el antiguo hospital de las Cinco Llagas. 

Las urnas les dieron el domingo  un 35,26% de votos (29,7% en las generales), que les saben a gloria. Por un lado, porque todo apunta a que seguirán en la administración andaluza y, por otro, al mejorar su presencia en los municipios. Dos avales para el proyecto de Sánchez Teruel que  pronto se enfrenta a un congreso provincial en el que debe ser ratificado por la militancia. 

Uno de los culpables del cambio a medias de Arenas, que ganó pero no gobernará, es Izquierda Unida. En la provincia ha logrado tener representación después de estar doce años alejada del Parlamento. Con un 7% de votos, IU crece en cuatro puntos sobre los comicios de 2008 y dos en relación al 20-N. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios