Almería

El desafío de la agricultura

  • Las explotaciones agrarias son uno de los pilares de la economía almeriense, sustento de miles de familias, y las propuestas de los partidos para el sector juegan un papel fundamental en campaña

LA despensa de Europa corre un grave riesgo. La incertidumbre y efectos adversos del Acuerdo de la Unión Europea con Marruecos, la preocupante falta de rentabilidad de los cultivos, el desinterés por el campo que frena el relevo generacional y la dañina reforma de la PAC ponen contra las cuerdas a un sector que sufre todavía las consecuencias de la crisis alimentaria provocada por el brote de E.coli en Alemania. Los partidos, conscientes de que la agricultura y agroindustria son uno de los sectores estratégicos de Andalucía con casi un 15% del PIB de la economía regional, han recogido una amplia batería de medidas en sus programas para mejorar la dinámica del sector, aunque en la mayoría de casos no dejan de ser meras declaraciones de intenciones, propuestas vacías de contenido y sin definir. En una provincia como Almería, en la que miles de familias dependen de las explotaciones agrarias, se han intensificado en los últimos meses las reuniones sectoriales con organizaciones y sindicatos del campo para garantizar una firme defensa de los intereses del sector en Bruselas. Javier Arenas, candidato del PP, llegó a anunciar meses antes de la campaña que se instalará de forma permanente la  Consejería de Agricultura y Pesca en la capital almeriense. Además, los populares proponen un Pacto por la Agricultura y la Industria Agroalimentaria y la lucha contra la competencia desleal de países terceros, una vez ratificado por la UE el convenio con Marruecos.

El PP pretende dotar al sector de mayor competitividad a través de los planes de modernización de las explotaciones agrarias y una política hídrica nacional que garantice el suministro a todas las provincias andaluzas, aunque  han dejado fuera de la agenda de campaña el trasvase del Ebro que han reivindicado desde que fue derogado en hace siete años. Otra de sus propuestas será la creación de un Estatuto del Mundo Rural y el impulso a la concentración de la oferta e internacionalización del sector. 

Los socialistas también hacen  especial hincapié en la defensa de los intereses del campo ante la Unión Europea, especialmente ahora que se afronta la reforma de la Política Agraria Común, y en el mantenimiento del volumen de ayudas directas que Andalucía viene recibiendo. Al igual que la mayoría de los partidos, recoge en su programa su voluntad de implantar estrategias con las que apoyar la incorporación efectiva de los jóvenes a las explotaciones agrarias y mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria para que los márgenes comerciales no asfixien a los productores. También plantea en su programa el PSOE el estudio del impacto del acuerdo de la UE con Marruecos para articular compensaciones y medidas de apoyo y el impulso a la producción ecológica. 

Rosalía Martín, cabeza de lista de Izquierda Unida de Almería al Parlamento de Andalucía, señaló ayer, junto al europarlamentario Willy Meyer, la necesidad de un nuevo modelo social de un sector en el que trabajan más de 20.000 mujeres de forma directa, siendo uno de los pilares de la economía provincial. En su programa, IU  promueve la intervención en los márgenes comerciales a la hora de la distribución y la creación de una Banca de Crédito Agrícola para poder seguir produciendo y generando empleo y riqueza. La candidata resaltó que "ha llegado el momento de que a través de lo endógeno, de nuestra producción local, seamos capaces de reindustrializar la provincia de Almería, en el sentido de la inversión en I+D+I, apuesta por la industria de semillas, plásticos y fitosanitarios y todo lo que conlleva la cadena de la propia producción". Por su parte, Meyer recordó que su partido tiene el mismo mensaje en Almería que en Europa, "lo que no hacen ni PP ni PSOE". Entre sus propuestas, también aparece un Plan de Ordenación Agrícola. 

UPyD plantea en su programa la agricultura como una "Política Estratégica de Estado" e incide en la formación de los profesionales y el relevo generacional. También plantea el diseño de instrumentos  contra las bajadas abruptas de los precios y elaborar nuevas normas para la creación de agrupaciones de productores y organizaciones interprofesionales. La provincia cuenta, además, con un partido de carácter local, nacido de y por la agricultura almeriense. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios