Elecciones Andaluzas 2012

Casi 3o alcaldes tiran la toalla y no optan a la reelección

Hay un aserto en política, según el cual un alcalde es el mejor candidato que una formación puede presentar en las siguientes elecciones: le ayuda el ser más conocido y las tablas. Normalmente, sólo cuando se pierde el gobierno se opta por cambiar. Pero tras cuatro años muy complejos en los ayuntamientos -en el balance no pesan tanto inauguraciones como despidos y deudas, parados que exigen soluciones a su administración más cercana, con la figura del político y sus intereses más cuestionados que nunca- hay bastantes regidores que tiran la toalla. De 104 políticos que, en este momento, ocupan las alcaldías de la provincia (sin la capital) 28 no optan a la reelección el 24 de mayo.

Es una cifra inusualmente alta en ese puesto -otra cosa es la renovación del resto de candidaturas- incluso cuando algunos de los que hay han asumido el cargo tras la renuncia, inhabilitación o fallecimiento los elegidos en 2011. Las divisiones internas influyen y hay casos en los que el relevo es forzado, como el de la alcaldesa del PP de Bormujos, Ana Hermoso, pendiente de juicio por el caso del bolso.

El 24-M no repetirán como candidatos los alcaldes socialistas de Cazalla, Lora del Río, Peñaflor, Marchena, Aguadulce, El Rubio, Lora de Estepa, Villanueva de San Juan, Aznalcázar, Castilleja de Guzmán, Castilleja de la Cuesta, El Castillo de las Guardas, El Garrobo, Gerena y Huévar. Tampoco lo harán, además de Ana Hermoso, los del PP en Bollullos y Gelves, en este caso, pese a que se logró una histórica mayoría en 2011. En IU, se retiran los de La Campana, La Puebla de los Infantes, Gilena, Aznalcóllar, Isla Mayor y Santiponce y no repite José Carlos López, en Almensilla, sin respaldo de su asamblea. Y no serán cabeza de cartel Manuel Meléndez (PA) en El Pedroso, el independiente Paco Barrera en Villanueva del Río y Minas y el alcalde de Fuentes, de Nueva Izquierda.

Es uno de los aspectos destacables de las novenas elecciones para elegir a los representantes en los ayuntamientos desde 1979. En la provincia de Sevilla, para 104 municipios concurren 430 listas, casi 80 partidos y agrupaciones diferentes, una cifra también llamativamente elevada. Aunque sólo el PP y el PSOE llevan candidaturas en todos los municipios. En once -Cazalla, San Nicolás, Cañada Rosal, Algámitas, Albaida, Castilleja del Campo, El Ronquillo, Huévar, Villamanrique, Los Molares y Alcolea- competirán entre sí en solitario, porque no presentan listas ni los clásicos del PA e IU. Ésta, debilitada por la crisis de identidad en la que anda inmersa, no concurre incluso teniendo concejales ahora en Cazalla o en Huévar y en la Sierra Norte su presencia es casi testimonial. La federación sí presenta listas en otros 81 ayuntamientos y el PA, en 39. Por municipios, serán los vecinos de Tomares, junto a los de Acalá de Guadaíra y Dos Hermanas, los que tengan más papeletas para elegir: ocho y nueve, respectivamente.

Pero lo más novedoso de la cita electoral es la presencia de las fuerzas emergentes de Podemos y Ciudadanos que, con fórmulas distintas, intentarán desembarcar en los ayuntamientos. En las autonómicas de marzo Podemos quedó como segunda fuerza en 32 localidades, como tercera en 58 más. C`s destacó donde el PP tiene más peso. Aunque la dirección de Podemos en Sevilla ha sido esquiva para aclarar qué agrupaciones de electores cuentan con el respaldo de sus círculos en la provincia, éstas superan la treintena. Ciudadanos debuta en trece localidades.

No obstante, está por ver si en las distancias cortas, en las que el candidato es más que un buen debate televisivo -es el vecino, del que se conoce casi todo- el mensaje de que vienen a hacer una política diferente convence. Las elecciones municipales son las que propician siempre resultados más diversos en Sevilla. Así, el PSOE, que arrasa en el resto de citas -en marzo fue el más votado en 101 de 105 municipios, con la excepción de los feudos del PP de Espartinas y Tomares y Gines y la Marinaleda de Sánchez Gordillo-, lo hace también las municipales, pero con más color a su alrededor. En 2011 fue fue el más votado en 66 municipios; el PP, en 16; IU se impuso en 15 y el PA, en seis. En casi la mitad de los plenos ningún partido logró la mayoría absoluta -se da por hecho que ahora serán más- y la política de pactos desplazó a algunas de las listas más votadas.

Podemos, con sus franquicias y de la mano de otros colectivos, intentará entrar, fudamentalmente, en grandes núcleos (Alcalá puede; Sí se puede Dos Hermanas; Sí se puede Mairena del Aljarafe; La Rinconada Sí se puede); y en otros metropolitanos (Cambiemos ahora-Almensilla; Puede Bormujos; Juntos Castilleja de la Cuesta; Coria Puede; Sí se puede Gelves; Vecinos por Palomares; San Juan Puede; Sí se puede Tomares; Umbrete puede; Vecinos por Espartinas, Coria Puede). También en ciudades medidas (Écija Puede, Participa Carmona o Estepa, Osuna Puede); y en municipios más alejados (Gerena o Guillena sí se puede, La Puebla -del Río- puede; Sembrando futuro-El Cuervo, Vecinos activos por Las Cabezas; Círculo de La Campana; Agrupación de electores Unidos por Almadén; Juntos sumanos-La Luisiana; Lora -del Río- Puede; Alternativa por Gilena; Herrera puede).

Ciudadanos lleva listas en Dos Hermanas, Camas, Tomares (lideradas por ex ediles del PP) y en Alcalá de Guadaíra, Bormujos, Castilleja de la Cuesta, Espartinas, Gelves, La Algaba, Mairena del Aljarafe, Salteras y Lora. UPyD, que ya debutó en 2011 y logró ediles en Utrera, Camas y Espartinas, lo intentará en estos núcleos y en Fuentes, Cantillana, Villaverde, Alcalá de Guadaíra, Tomares y Dos hermanas. Vox ha presentado listas en Gilena, Tomares y Dos Hermanas. La denominación de Ganemos se estrena en Fuentes, Tocina y en El Coronil y compite incluso con listas de IU también en Aguadulce, Marchena y Pedrera.

La sensación de cambio ha dado también alas de nuevo al fenómneo de los partidos estrictamente localistas, que son una treintena. Los hay en Carmona, Constantina, Guadalcanal (liderada por el edil del PA); en Écija (repiten el PSEI y Fuerza Ecijana); Lora de Estepa, Peñaflor; Villanueva del Río y Minas (hay tres); Pruna; Villaverde (el alcalde de IU, va con La Voz de Villaverde); repiten el PSI en Arahal, el MAI en El Coronil, AMA en Morón, Independientes por Gerena, Iniciativa Independiente de Gelves (que gobernó) y se estrena Reacción Gelveña. En Utrera, intentará sacar de nuevo edil el Grupo Independiente de El Palmar de Troya, que aboga por la segregación, y un ex edil del PA ha creado el Partido Utrerano. Han surgido grupos en Estepa y Lora de Estepa, varios en Alcalá de Guadaíra, Castilleja de Guzmán y Castilleja de la Cuesta, Benacazón y Gines.

En Sanlúcar, además de Alternativa por Sanlúcar (gobierna con el PP), el ex alcalde del PP Eustaquio Castaño vuelve con el Grupo Independiente Sanluqueño. En La Puebla del Río lo hace el ex regidor socialista Julio Álvarez, cumplida su inhabilitación por las llamadas particulares desde el móvil oficial. Además, el día 24 repiten en la provincia otros partidos de carácter nacional pero con escasa implantación: UPAN, que gobernó en Brenes; Falange Española de las JONS en Villanueva del Ariscal; Alternativa Socialista en Mairena del Aljarafe; Motor y Deportes en Castilleja de Guzmán; Democracia y Libertad Popular en Sanlúcar; Mayoría Democrática en Valencina; Local y Global en Dos Hermanas; Ciudadanos de Centro Democrático en Carmona y el Partido por la Libertad en San Juan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios