Valderas excluye del debate la Huelva-Cádiz porque "ni es prioritaria, ni traerá riqueza"

  • Reta a Arenas a explicar "qué otras infraestructuras sacrificará" para sacar adelante una promesa que "ve la luz cada cuatro años"

Comentarios 1

Una promesa popular "incumplida en los últimos 20 años" y que en este momento "ni es ni prioritaria ni traerá riqueza o desarrollo a Andalucía". Con este argumento, el coordinador regional y candidato de IU a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, excluyó ayer del debate la Huelva-Cádiz, una infraestructura que el PP ha situado como uno de los ejes esenciales de su campaña y que el PSOE siempre ha rechazado de forma categórica por motivos de índole medioambiental.

En la aldea almonteña de El Rocío, donde visitó el centro Ornitológico Francisco Bernís, el candidato recordó que la promesa de construir esta infraestructura que renace "cada cuatro años", surgió en 1990 y generó "un fuerte debate social" . Entonces ya quedó claro, bajo su punto de vista, que no era una propuesta prioritaria en el marco de las comunicaciones de Huelva y Andalucía.

"El PP estuvo ocho años gobernando el país y esa promesa no vio la luz. Situarla ahora, en un momento en el que De Guindos y Montoro dicen que van a recortar el 40% de las inversiones públicas, es clara, lisa y llanamente mentir. Y Javier Arenas y Pedro Rodríguez mienten", señaló el onubense. De esta forma, retó tanto al candidato popular a la Presidencia de la Junta como al candidato del PP al Parlamento por Huelva y alcalde de la ciudad, Pedro Rodríguez, a que "digan de dónde van a sacar los recursos y en qué van a recortar" para sacar este proyecto adelante.

Porque, en su opinión, la obtención de recursos para llevar a cabo esta obra implicaría "sacrificar otras infraestructuras prioritarias", como la mejora de todas las carreteras provinciales y las infraestructuras ferroviarias Huelva-Badajoz y Huelva-Sevilla. Por ello, "nadie con sentido común puede decir que esta carretera es una prioridad".

política medioambiental

Valderas dedicó ayer su jornada de campaña a desgranar la retahíla de propuestas en materia de medioambiente que incluye el programa de IU. La iniciativa estrella de esta miscelánea electoral es la puesta en marcha de una ley de fiscalidad ecológica que establezca tributos de carácter medioambiental para que la Hacienda Pública disponga de más recursos con los que desarrollar la riqueza natural de Andalucía e impedir el deterioro del medioambiente. Con esta norma -que no tendría un fin exclusivamente recaudatorio- IU quiere "reflexionar, sondear e intervenir en lo que debe representar la fiscalidad ecológica".

La apuesta medioambiental de la formación de izquierdas también se asienta, según precisó su coordinador regional, en una nueva cultura del agua, el rechazo a los transgénicos, una ley de protección animal, la gestión pública de los recursos naturales, el impulso a la educación medioambiental como un valor de enseñanza en todas las escuelas y una nueva ley de espacios naturales.

Además de proponer la elaboración de un plan energético, IU apuesta también por la planificación de los recursos hídricos y por un "Guadalquivir andaluz", con el cumplimiento del artículo 150.2 del Estatuto de Autonomía, que significaría "la delegación del Guadalquivir en manos de los andaluces". Valderas abogó también por establecer una política de residuos, un plan de recuperación de los espacios mineros, un nuevo plan forestal y el plan de recuperación definitiva de la ría de Huelva para "poner este espacio en el futuro al servicio de los andaluces".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios