Almería

Tiempo de crisis, la hora de velar por los débiles

  • Ley de dependencia, pensiones, prestación por desempleo y servicios sociales son ejes permanentes del discurso de los partidos políticos en la provincia y pilares de sus programas

EL envejecimiento de la población y la elevada proporción de personas con discapacidad de la provincia, más de 40.000 que representan a casi el 11% del censo, hacen fundamentales las políticas sociales y obligan a los partidos políticos a tenerlos muy en cuenta cada vez que llegan unas elecciones. La campaña de las andaluzas del 25 de marzo ha estado marcada en todo momento por la garantía que ofrecen todas las formaciones políticas, las de derecha, centro e izquierda, de prestaciones tan necesarias como el paro, las pensiones o la Ley de Dependencia.

Los partidos mayoritarios, los que se disputan la Presidencia de la Junta de Andalucía en las urnas el domingo, han convertido las políticas sociales y los hipotéticos recortes en un caballo de batalla casi permanente desde hace días.  Los socialistas presumen de que Andalucía lidera la aplicación de la Ley de Dependencia en España y de su aplicación  por generar más de 10.800 puestos de trabajo y los populares cuestionan que se están demorando las ayudas y la frustración que están provocando los recortes del gobierno andaluz en servicios sociales.  

El cabeza de lista del PSOE de Almería al Parlamento, José Luis Sánchez Teruel, ha recordado que en la provincia ya hay 20.000 personas que son atendidas y 24.500 que recibe alguna prestación, ya sea económica, de ayuda a domicilio, de teleasistencia o con una estancia diurna o en una residencia. "La Ley de Dependencia es la hija del socialismo y su paralización por el Gobierno de Rajoy es el castigo que el PP les tiene reservado a nuestro mayores", argumenta el líder de los socialista al tiempo que explica que  se ha engañado a los pensionistas  al prometerles una subida de la pensión que ha acabado en una bajada y al pensar en establecer el copago sanitario. 

La portavoz del PP andaluz y candidata por Almería, Rosario Soto, asegura que "sabemos que vamos a gobernar en un momento difícil, pero se garantizarán los servicios sociales, sanidad y educación, algo que el PSOE no está haciendo".  Es más, a juicio de la popular "es vergonzoso que los políticos utilicen las debilidades y a la personas más vulnerables para propaganda electoral y captar votos y después dejar a la gente en el camino". Y es que no escapa nadie a la guerra electoral, ni tan siquiera a la tercera edad.

La cabeza de lista de IU de Almería, Rosalía Martín, lo tiene también muy claro: "No es creíble que el PP diga que va a recortar en todo menos sanidad y educación. La jarra de agua fría de Rajoy llegará después de las elecciones. Y tampoco es creíble el programa del PSOE que ha tenido 30 años para mejorar las actuales carencias".  ¿A quién hay que creer?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios