Rubalcaba llama al voto de castigo al PP por los "engaños" del Gobierno

  • El miedo a la derecha centra la ofensiva del líder federal en Moguer, que confía en "una Andalucía sabia que no permitirá que le den gato por liebre" · "Nos jugamos lo que hemos construido en 30 años", repite.

Comentarios 2

LA munición socialista se ceba con los hechos consumados en la Moncloa (la joya de la corona, la reforma laboral y otras tantas maniobras im-populares), una ofensiva que se afianza en esta ajustada batalla de las autonómicas. Los griñanistas machacan la idea de que Andalucía necesita un cambio y no "un cambiazo" como el que, a su juicio, dio Rajoy a los españoles tras el 20-N. En esa tesis incidió ayer el líder federal del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que desembarcó en la provincia dándose su particular baño de multitudes en Moguer, símbolo de triunfo socialista en un panorama en declive para el partido. Rescatando las ideologías y el miedo a la derecha, Rubalcaba apeló a "una Andalucía sabia, que no va a permitir que le den gato por liebre". A la tercera irá la vencida para frenar la marea azul, con las cartas boca arriba y la "lección" más que aprendida. "Es verdad que, como dice Mario [Jiménez], hay mucha gente que está sacando el botafumeiro para darle incienso a Arenas, pero tengo mucha experiencia electoral -advirtió el dirigente socialista- y sé que, en momentos difíciles como éste, son muchos los indecisos. Los andaluces no se van a dejar engañar por la derecha".

Para Rubalcaba, Arenas se está limitando a "nadar de muertito, como dicen en México, ya que lo único que ha hecho es esperar a que la crisis le dé la Presidencia de la Junta de Andalucía", frente a un Griñán que representa, dijo, "el camino seguro". Una crisis que, según los socialistas, está sirviendo al adversario de coartada perfecta para "hacer su particular ajuste de cuentas -apostilló Rubalcaba-. No se trata de crisis. Esto es pura y sencillamente ideología. La derecha -subrayó- tiene una libertad que quiere expandir: la de los empresarios, para que despidan a los trabajadores. Un despido barato para los padres a cambio de un trabajo precario para sus hijos".

En esta línea, el dirigente socialista recordó que, en anteriores consultas democráticas, "se ha pedido muchas veces el sí a los andaluces y ahora, además, os pedimos el no para un Gobierno que ha engañado a los ciudadanos". El voto del sí para, como señaló el líder provincial y cabeza de lista por Huelva, Mario Jiménez, "ganar el futuro sin renunciar a lo conquistado", con el énfasis en el mantenimiento de la educación y la sanidad públicas y la "sostenibilidad" en las pensiones. El voto del "no", como esgrimió Rubalcaba, en castigo a un PP que desde el Consejo de Ministros ha subido los impuestos, "ha engañado a los pensionistas y ha bajado el salario Mínimo Interprofesional. Eso también se vota en estas elecciones. Se vota el camino que queremos para salir de la crisis: por la derecha o por la izquierda", recalcó el secretario general del PSOE.

Sostiene Rubalcaba que Andalucía ha sido clave en la construcción del Estado del Bienestar, por lo que en esta ocasión debe salir a la calle el 25-M para defender "lo que hemos construido entre todos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios