Recaditos, carteles y votos

  • PSOE y PP eligieron sus sedes provinciales para el arranque de una campaña que dará pocos sobresaltos a los votantes · IU y Equo optaron por la opción tradicional.

Otra vez, y van tres en menos de un año. Otra pegada de carteles, otro inicio de campaña, nuevos protagonistas con más o menos los mismos mensajes. Los rostros cambian en los -pocos- carteles, el sentido del discurso es básicamente el mismo. Una campaña eterna que durará quince días, como todas, pero que, entre municipales y generales, unidas a las andaluzas, va a convertir las páginas de los periódicos, las webs de los partidos y los mítines en un resumen de lo ya publicado hasta la fecha.

El PSOE abrió fuego en la Torre de la Pólvora. Con Teresa Jiménez a la cabeza y con gran parte de la lista desperdigada por la provincia, los socialistas llamaron a las demás fuerzas políticas, como los árbitros de boxeo, a hacer una "campaña limpia, que discurra por la senda del respeto mutuo". Aunque después no tardó en soltar la mano o el recadito, como se prefiera, para asegurar que esa es la intención socialista, la de no tirar "por la confrontación a la que nos tiene acostumbrados el PP". Jiménez prevé una campaña austera, con una gran importancia de las redes sociales.

En el PP, que espera a de una vez por todas arrebatar la Junta a los socialistas -las encuestas parecen empujarles, ahora únicamente le faltan los votos- también se eligió su sede provincial para dar el arranque a la campaña que culminará el domingo 25. Para los dos grandes quedó atrás, parece, esos entrañables momentos en los que los candidatos cogían un cubo con cola, un cartel y una suerte de fregona y estampaba el primer rostro sonriente en un muro granadino. Carlos Rojas -que tuvo una jornada maratoniana, foro comarcal en la Costa por el turismo incluido-, arropado por Sebastián Pérez, es la esperanza popular para lograr consolidar los resultados que el PP ya ha obtenido en la provincia. Tras el empate en parlamentarios hace cuatro años, en el PP están convencidos que lograrán que Andalucía cambie al Gobierno de Javier Arenas como hace tres meses se alzó Rajoy con la presidencia del Gobierno. Los augures encarnados en estadísticos les dan la ventaja necesaria para ello. Sólo hace falta que se cumplan las predicciones al respecto.

 La candidatura de IU, que espera reeditar -o incrementar- su parlamentario por Granada sí hizo la tradicional pegada de carteles al aire libre. En concreto, en la Plaza del Campillo, con Mari Carmen Pérez.

Equo, la formación antes conocida como Los Verdes, aspira a sentar a alguno de los miembros de sus listas en el parlamento tras el 25-M. Para ello, su arranque de campaña en la Plaza de la Romanilla, tuvo también su pequeño despliegue audiovisual con el vídeo Sácale los colores.

UPyD también tiene la pretensión de lograr los votos suficientes como para obtener representación en la cámara andaluza. La Rivera del Violón fue el lugar elegido para que el candidato magenta en Granada, Fernando Marino, comenzase a pedir de forma activa el voto para una formación que va a más en cada convocatoria electoral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios