El PP busca un triunfo histórico en la provincia para cerrar el círculo

  • Los populares aspiran a reeditar sus claras victorias electorales de 2011 para contribuir a aupar a Arenas a la Presidencia de la Junta · El PSOE deja a un lado su división interna y ve opciones de un empate a 7

Comentarios 8

Cerrar el círculo. Este es el objetivo prioritario que perseguirá el Partido Popular (PP) en la provincia de Cádiz en las elecciones andaluzas que se celebrarán   dentro de 16 días. De lograrlo, no sólo mantendría su racha triunfal iniciada en las municipales de mayo del año pasado y continuada en las generales de noviembre, sino que alcanzaría una victoria histórica ya que nunca hasta ahora ha logrado vencer al PSOE en las ocho elecciones autonómicas celebradas desde 1982.

El reto que tiene ante sí la candidatura que por segunda ocasión consecutiva encabezará Antonio Sanz pasa, no obstante, por superar a un PSOE gaditano sumido en una evidente y grave división interna pero que aparcará sus diferencias por espacio de tres semanas para intentar recuperar parte del espacio político perdido el año pasado. El abanderado de los socialistas gaditanos será en esta ocasión Luis Pizarro que, pese a su larga trayectoria política de más de tres décadas, debuta ahora como cabeza de cartel.  

Del resto de formaciones se da por hecho que Ignacio García (IU) mantendrá el escaño en la Cámara andaluza que viene ocupando desde 2004, aunque los izquierdistas no se conforman y aspiran a lograr un segundo o incluso un tercer representante. Y el PA, UPyD y el Foro Ciudadano de Pacheco iniciaron anoche búsqueda de los 30.000 votos que, previsiblemente, les daría un escaño. La tarea, a priori, se presenta complicada en los tres casos.

Lo que sigue es una radiografía de cómo afrontan estas elecciones en la provincia estas seis fuerzas políticas, aunque no son todas, ni mucho menos, porque los gaditanos encontrarán el 25 de marzo en sus colegios electorales las papeletas de hasta 20 candidaturas diferentes.

Partido Socialista Obrero Español. PSOE

Hace ahora cuatro años el PSOE lograba su octava victoria consecutiva en la provincia de Cádiz en unas elecciones andaluzas. Y la candidatura que lideraba Manuel Chaves lo hacía además con mucha suficiencia, superando los 300.000 votos y superando al PP por más de 9,5 puntos. Pero cualquier parecido entre lo que sucedió entonces y lo que puede pasar el 25-M se antoja que sería una casualidad.

La crisis económica y también, por qué no decirlo, sus propios errores, llevaron a los socialistas a dos claras y dolorosas derrotas en 2011, un año negro para este partido político porque perdió numerosas alcaldías de postín, la Presidencia de la Diputación, dos escaños en el Senado y dos más en el Congreso. Mucho lastre para unas siglas acostumbradas a acumular victoria tras victoria en la provincia desde la reinstauración de la democracia.

Pero, aunque todo parece pintar bastos, los socialistas gaditanos ni mucho menos se dan por vencidos. Bien al contrario, sus principales líderes ven opciones incluso de lograr la victoria en esta circunscripción. “Hace un mes no teníamos seguros obtener seis escaños. Hoy el sexto ya está afianzado y ahora vamos por el séptimo; aún hay tiempo de darle la vuelta a la tortilla”, reflexionaba hace pocos días un importante dirigente provincial de este partido.

Esas nuevas esperanzas vienen de la mano, evidentemente, de las decisiones adoptadas en las últimas semanas por el Gobierno que preside Mariano Rajoy. La subida del IRPF y, sobre todo, la nueva reforma laboral han servido de acicate para que los socialistas se esmeren en intentar diferenciar su proyecto de gobierno con el que ha empezado a aplicar el PP en Madrid. Desde este prisma, este partido se ha conjurado para aparcar hasta el 26 de marzo todas las disputas internas que han alcanzado límites insospechados en lo que va transcurrido de año con el proceso previo al 38º Congreso Federal de Sevilla y con el de elaboración de una candidatura en la que al final Griñán logró colocar a dos de sus principales personas de confianza en la provincia, como son Francisco Menacho y Manuel Jiménez Barrios. Por el contrario, se caerán de la Cámara andaluza dirigentes como José Luis Blanco, María Cózar o Regina Cuenca, que sumaban 16, 12 y 8 años de parlamentarios, respectivamente.    

Partido Popular. PP

En el seno del PP de Cádiz hay un convencimiento absoluto de que, ahora sí, lograrán batir al PSOE en esta provincia en unas andaluzas. La tarjeta de visita no puede ser más esperanzadora para los populares, porque ganaron las municipales por 11 puntos de distancia sobre el Partido Socialista y volvieron a triunfar en las generales por una brecha aún mayor: 14,3 puntos porcentuales. Es decir, que aunque puede haber cierta preocupación por la reacción del electorado ante las medidas dispuestas por el Ejecutivo de Rajoy, en el PPse piensa que hay un colchón lo suficientemente amplio para amarrar este triunfo, algo que además pretenden lograr usando el caso de los ERE fraudulentos y el crecimiento imparable del paro como arietes contra su principal adversario.

Pero en el PP el objetivo ya no es sólo ganar en Cádiz. La pretensión es contribuir a aupar a Javier Arenas a la Presidencia de la Junta, un reto que parece pasar inexcusablemente por que los populares alcancen los ocho escaños en la circunscripción gaditana. “Si logramos ocho parlamentarios en Cádiz, tenemos la mayoría absoluta asegurada, pero si nos quedamos en siete puede que no la logremos”, vaticinaba un líder destacado del PP a nivel andaluz.

Para esta cita transcendental esta formación política ha vuelto a situar a Antonio Sanz, el mayor hombre de confianza de Arenas, al frente de una candidatura muy renovada en la que ya no están ni Jorge Ramos, ahora en la Zona Franca tras 18 años de parlamentario, o María José García-Pelayo, senadora desde diciembre, cuando puso el punto y final a más de 15 años como diputada autonómica.  

Izquierda Unida. IU

En las filas de Izquierda Unida (IU) no se piensa ni por asomo en la posibilidad de reeditar dentro de 16 años el sinsabor tan grande que les dejó las elecciones generales del pasado noviembre. En esos comicios, el número uno de este partido al Congreso, Manuel Cárdenas, se quedó a las puertas del éxito pese al crecimiento general experimentado por estas siglas. Ahora todos los partidos parten de la base de que IU mantendrá como mínimo un escaño, el que viene ocupando Ignacio García desde 2004. Pero las pretensiones de los izquierdistas van mucho más allá y confían en amarrar no sólo un segundo escaño, sino incluso un tercero. Ello haría que a García le acompañaran la algecireña Inmaculada Nieto  y el alcalde de Espera, Pedro Romero, y permitiría asimismo reeditar el mayor éxito electoral de este partido en Cádiz en unas andaluzas, que vino dado por los tres escaños logrados en 1994 por la candidatura liderada por Juan Vicente Acuña.

El optimismo reinante en IU viene respaldado por las últimas encuestas publicadas, algunas de las cuales anticipan incluso la posibilidad de que la candidatura que encabeza Ignacio García consiga hasta el 12% de los votos que se emitan en la provincia.

En cualquier caso, lo que está claro es que la campaña electoral que ya ha puesto en marcha IU variará en poco con respecto a la desarrollada hace apenas cuatro meses. Es decir, que este partido volverá a mostrarse ante el electorado como el principal defensor de las políticas sociales y de la clase trabajadora y como el único contrapunto posible a las políticas económicas dispuestas tanto por el PSOE desde la Junta como por el PP desde el Gobierno central.

Partido Andalucista. PA

El PA lleva cuatro largos años esperando las elecciones que tendrán lugar el día 25. El fracaso indiscutible de hace cuatro años, cuando estas siglas nacionalistas se quedaban por primera vez fuera de la Cámara andaluza, ha hecho al PA atravesar un desierto interminable que ahora confían en dejar atrás.

Para buscar volver a meter cabeza en el Parlamento de Andalucía, y porque parten de la base de que Cádiz es la provincia andaluza donde el respaldo andalucista será mayor en términos porcentuales, el PA ha situado al frente de su candidatura por esta circunscripción a  su líder nacional, Pilar González, que suma ya varios meses recorriendo de cabo a rabo la geografía gaditana para trasladar su mensaje. Aferrada a una propuesta ambiciosa de aplicación de un plan de empleo para Andalucía, y con el respaldo en el número dos de la lista del isleño Manuel Prado, la dirigente andalucista está convencida de que hay opciones de reunir los 30.000 votos que, a priori, le reportaría el tan esperado escaño. El punto de partida está en las generales de noviembre, cuando este partido consiguió cerca de 20.000 votos en la provincia.   

UPYD

Pero la sorpresa de las pasadas elecciones generales estuvo protagonizada por UPyD, que emergió casi de la nada para alcanzar cerca de 30.000 sufragios en esta circunscripción o, lo que es lo mismo, el 4,8% de los votos válidos emitidos.

Ahora el objetivo del partido de Rosa Díez se limita a mantener los votos logrados en noviembre, lo que podría servir para llevar a la Cámara andaluza a su cabeza de lista, la gaditana Amalia García. Junto a ella, el protagonismo en esta campaña recaerá también en el abogado jerezano Martín de la Herrán, aunque éste concurrirá como número uno de la lista por Sevilla debido a su condición de candidato a la Presidencia de la Junta.

foro ciudadano. fc

Y entre las nuevas siglas que concurren a estos comicios las más llamativas son las de Plataforma Andaluza-Foro Ciudadano, impulsada por el partido que liderara en las municipales de Jerez el exalcalde de esta ciudad y exparlamentario andaluz, Pedro Pacheco. Esta nueva formación, que aglutina a una decena de formaciones independientes de la provincia, aspira a ser receptor de los votos de los desencantados de los dos partidos grandes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios