El PP obtiene una escasa victoria e IU da la sorpresa

  • El PSOE mantiene un empate a cinco con el PP gracias a su tirón en la provincia

El PP ganó ayer las elecciones autonómicas en Córdoba por primera vez en la historia. El margen, estrecho; las expectativas, muy lejos de lo esperado, pero es una victoria significativa porque el PP arranca la supremacía a los socialistas, que pierden ocho puntos porcentuales y más de 50.000 votos, gracias a su tirón en la capital, aunque las ciudades medias y las poblaciones con menos de 10.000 habitantes han dado de nuevo la espalda a los populares. Incluso en algunos de aquellos municipios en los que consiguieron la victoria en las municipales, como Montilla o Peñarroya-Pueblonuevo. Gana exponencialmente IU, que canalizó ayer en la provincia el descontento del voto socialista.

Los populares aspiraban a darle la vuelta al reparto de parlamentarios de la circunscripción y alcanzar así los seis diputados que hasta ahora tenían los socialistas, pero sólo obtuvieron un empate a cinco representantes mientras que IU conseguía dos parlamentarios. La tendencia del voto en la provincia había derivado en los dos últimos comicios, municipales y generales, hacia el partido de Javier Arenas, pero ayer la abstención (del 33,5%) perjudicó al PP y sólo consiguieron 3.500 votos más que el PSOE -en las generales, la diferencia fue de más 38.000 votos-. El PP pierde sufragios también en favor de UPyD y se demuestra una tendencia similar a la marcada en el resto de Andalucía. Y más allá de las aspiraciones al Gobierno y a la supremacía política en la región, IU se convierte en la gran ganadora en Córdoba. Recupera oxígeno después de su descalabro de las municipales y consigue dos parlamentarios con casi 11.000 votos más que en 2008.

El PP resiste en la capital y gana sufragios en términos relativos, aunque se deja atrás 11.096 votos, y el PSOE sufre un nuevo descalabro con 23.176 votos menos en la ciudad. IU crece en casi 3.000, al igual que UPyD, que supera los 6.000 votos, una cantidad que la asienta como cuarta fuerza política ante un PA que queda muy lejos de cualquier aspiración tanto en la provincia como en la capital.

En la provincia, el PSOE gana de nuevo en las ciudades medias excepto en la Subbética, donde el PP aguanta a duras penas las tres principales localidades: Lucena, Cabra y Priego. Con respecto a las generales, recupera implantación y crédito de los votantes. IU también obtiene un buen resultado en la provincia. Significativo es el caso de Villa del Río o Nueva Carteya, donde IU está por delante del PP. Se evidencia además que el PP tiene un problema en el ámbito rural.

03660630

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios