PP y PSOE se alejan de los resultados obtenidos en las eleccciones del 20N

  • IU gana enteros, los populares tienen problemas en municipios medianos y los socialistas en la capital.

Los números hablan solos a la hora de analizar los resultados de las urnas en la provincia de Córdoba en las elecciones del domingo y revelan que los dos grandes partidos (PP y PSOE) pierden apoyos respecto a los datos de los comicios generales del 20 de noviembre, hace apenas cuatro meses, aunque ese descenso, en números absolutos, es mucho más significativo en las filas populares que en las socialistas. Mientras, sólo IU puede darse por satisfecha y presumir de que su caladero de votos ha subido de forma espectacular en poco más de 16 semanas. Además, también hay que tener el cuenta la abstención, puesto que la participación el 25 de marzo fue del 65,6% en la provincia de Córdoba, mientras que el 20N se llegó al 72,67%.

La primera consideración es que el PP sigue siendo la primera fuerza política en Córdoba, aunque se ha dejado en el camino 41.344 votos entre el 20 de noviembre de 2011 (cuando logró la cifra histórica de 209.000 sufragios) y el 25 de marzo de 2012. No obstante, la formación que preside José Antonio Nieto se hizo el domingo con el apoyo de más de 167.000 cordobeses, incluso por encima de los resultados de las elecciones municipales de 2011, que le otorgaron a los populares casi 164.000 sufragios que le permitieron, entre otras cosas, gobernar la ciudad de Córdoba con mayoría absoluta y hacerse con las alcaldías de Montilla, Priego de Córdoba, Cabra, Hinojosa del Duque, Peñarroya-Pueblonuevo o Posadas, por citar sólo algunos ejemplos. Así las cosas, los populares regresan al lugar que ya ocuparon en mayo del año pasado en cuanto a número de apoyos en las urnas, aunque con matices.

El primero y más importante, reconocido por los propios dirigentes provinciales, es que el PP tiene un serio de problema de implantación en los municipios de entre 5.000 y 15.000 habitantes de la provincia, donde su mensaje no acaba de calar y donde los resultados que obtiene en los distintos comicios no le permiten despegarse del PSOE. Mucho mejor le van las cosas en las llamadas ciudades medias, donde pueden codearse con los socialistas, principalmente en la comarca de la Subbética (Lucena, Cabra y Priego).

De esos 41.344 votos perdidos por el PP respecto a las generales del 20N, 16.800 se localizan en la capital y 24.500 (más del 59%) en el resto de municipios de la provincia, un dato que ratifica dónde flaquean los populares.

También pierde fuelle, pero menos, el PSOE cordobés, que continúa cayendo en picado con 6.097 votos menos de los conseguidos en la generales de noviembre. El partido que dirige Juan Pablo Durán, que ya venía de una dura derrota, se hizo el domingo con algo más de 164.000 sufragios, frente a los 170.000 de hace cuatro meses, aunque mejor que los apenas 122.000 que cosechó en las municipales de mayo de 2011 y que fue un sonoro fracaso. En este caso, la problemática de los socialistas es justo la contraria de los populares. Así, mientras que en la capital no consiguen levantar el vuelo, en el resto de la provincia es un formación fuerte. De hecho, de esos 6.000 votos perdidos desde el 20N, el 52% (3.181) se esfumaron en la capital y el resto en los municipios. Es en ese grupo de localidades de entre 5.000 y 15.000 habitantes donde este partido se mueve con soltura y obtiene, casi siempre, buenos resultados, además de que siguen teniendo mucho peso específico -como se vio el domingo- en ciudades como Puente Genil, Palma del Río o Baena, además de Pozoblanco.

En cuanto a IU, su ganancia respecto a hace cuatro meses es de 10.234 votos más, lo que le ha permitido lograr dos escaños en las elecciones autonómicas, con 56.300 votos. El 51% de esa renta lo logró la coalición de izquierdas en la capital, mientas que en la provincia incluso fueron la opción política más votada en dos municipios: Montalbán y Montemayor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios