Nieto advierte que un gobierno PSOE-IU en la Junta puede pasar la misma "factura" que en Córdoba

  • Cree que "muchos andaluces hoy mismo están arrepentidos de no haber ido a votar o haber votado más por miedo que por esperanza o ilusión".

Comentarios 8

El presidente del PP de Córdoba y parlamentario electo, José Antonio Nieto, ha advertido este lunes que un gobierno de la Junta de Andalucía formado por PSOE e IU puede pasar "factura" y "a lo mejor el miedo que han generado en esta campaña algunos partidos acaban provocándoselo ellos a los ciudadanos". Como ejemplo de ello ha citado el anterior gobierno de coalición IU-PSOE en el Ayuntamiento de Córdoba.

En declaraciones a los periodistas, el también alcalde de la capital ha recordado que "no se nos debe olvidar, porque está muy cercano, que en Córdoba en el año 2007 quienes perdieron las elecciones gobernaron, porque al PP le faltó un concejal para gobernar" y en esta ocasión "quienes han perdido las elecciones puede que gobiernen y a lo mejor les ocurre lo que pasó en Córdoba" en las elecciones municipales de 2011, "que de 15 concejales han pasado a tener ocho y por los pelos". En este sentido, apunta que "hace falta meditar bien las decisiones y atribuir a cada uno su responsabilidad", al respecto considera que al presidente del PP-A, Javier Arenas, "hay que atribuirle muchos méritos", porque, a su juicio, "ha hecho un trabajo espléndido y ha obtenido un resultado impresionante", dado que "nunca había vencido en Andalucía", aunque, tal y como indica Nieto, "probablemente haya que dar un paso más del que nos hubiera gustado, pero vamos en la dirección correcta".

Entretanto, cree que "muchos andaluces están arrepentidos de no haber ido a votar o haber votado más por miedo que por esperanza o ilusión", a lo que añade que "se ha producido una bajada en la participación", que "probablemente responda a un exceso de confianza o relajación de una parte del electorado", si bien apuesta por "hacer un juicio sensato", pues, "el PP está en el 50 por ciento del voto en la capital y es complicado exigir más". De hecho, "confirmamos que la distancia entre el PP y el PSOE en la capital cada vez es mayor, con 21 puntos de diferencia, que dejan claro que en la ciudad de Córdoba hay una amplísima mayoría de ciudadanos que confían en la forma de hacer las cosas del PP", según asevera el popular, quien reconoce que "probablemente cada vez sea más complicado elevar este porcentaje de apoyo", aunque insiste en que sabía que "se iba a dar" la abstención y asegura tener "la certeza de que hay un cierto porcentaje de votantes que sólo vota en las elecciones generales".

En cualquier caso, manifiesta que "la primera valoración es que el PP ha ganado por primera vez unas elecciones autonómicas en la provincia de Córdoba y lo ha hecho con un porcentaje bastante alto", a lo que se añade que "existen opciones de que el último escaño, el sexto del PP o el segundo de IU, todavía pueda moverse", puesto que "está a sólo dos décimas de diferencia y ahora se tiene que hacer el recuento y cualquier error que se produzca en el recuento o el voto de los cordobeses en el exterior puede provocar un cambio en el escaño", que, en palabras de Nieto, "está en una situación muy crítica".

Cree que no debe dimitir Arenas

Preguntado por si la nueva etapa que se abre con un posible pacto entre PSOE e IU es de confrontación o diálogo, Nieto argumenta que "va a depender de todo", aunque asegura que el PP actuará "desde la absoluta responsabilidad, anteponiendo siempre los intereses de Andalucía a cualquier otro y teniendo claro que lo que necesita esta tierra, lejos de confrontación, es responsabilidad, rigor en la gestión y mucho diálogo". Así, explica que si el PP gobernara la región lo haría "desde la responsabilidad y el diálogo como estamos intentado hacer en todos los sitios", como ejemplo de ello cita el Consistorio cordobés, "donde llevo mucho tiempo intentando dialogar" con el ahora presidente en funciones, José Antonio Griñán, "pero no lo consigo", según lamenta Nieto, quien confía en que "se abra una nueva etapa que no sea donde prime el interés partidista, sino el general, y donde seamos capaces de resolver los problemas que tiene Andalucía", que "son muchos, y algunos de ellos, los más sangrantes, tienen nombres y apellidos, con el 1,5 millones de parados que necesita soluciones para encontrar trabajo".

En relación a la Ley de Incompatibilidad alcalde-diputado, Nieto recuerda que hay un recurso planteado ante el Tribunal Constitucional (TC), que "no sabemos el resultado", aunque precisa que si tiene que elegir y "los alcaldes somos expulsados del Parlamento", tiene "claro" su compromiso, que "es con la Alcaldía de Córdoba", si bien defiende que el cargo de regidor "es compatible y complementario con el trabajo que se pudiera hacer en el Parlamento", pero "eso no depende de nosotros". Como conclusión, el presidente del PP de Córdoba apoya a Javier Arenas y considera que no debe dimitir, pues, "quien gana unas elecciones en Andalucía por primera vez en 30 años desde una formación política, que para muchos es enemiga en esta tierra, no debe dimitir", al tiempo que confiesa que se siente "tremendamente orgulloso del trabajo y de la obra en materia política que ha dejado, deja y estoy convencido de que seguirá dejando en Andalucía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios