Griñán llama al voto útil de la izquierda frente al "miedo" que genera el PP

  • El candidato socialista recorre la Costa del Sol, gran bastión del PP, y celebra su mitin más multitudinario con el sector turístico

Comentarios 17

En el mayor bastión del PP andaluz, la provincia de Málaga y en particular la Costa del Sol -donde más afiliados tienen los populares y donde lograron un tercio de la ventaja cosechada el 20-N-, el presidente de la Junta y candidato socialista, José Antonio Griñán, presumió ayer de los logros sociales de los gobiernos del PSOE y advirtió del retroceso que supone el candidato popular, Javier Arenas. "Con el PP, en lugar de regresar la confianza, como prometían, ha regresado el miedo. El miedo a perder el empleo y las prestaciones. Todos los avances sociales que hemos logrado han sido firmados por presidentes socialistas. Ni uno solo lleva la firma del PP", dijo.

Su jornada comenzó por la mañana en Marbella, donde recorrió el humilde barrio de la Divina Pastora. Ni Puerto Banús, ni la Milla de Oro ni Ricardo Soriano. El candidato vio el mar de lejos en su paseo por bares -en uno le dio tiempo a jugar, y ganar, una partida de dominó relámpago-, el mercado y el parque de la Represa. Allí, algo más de un centenar de personas, y tras ser enumeradas las inversiones de la Junta en el municipio frente a las habituales denuncias de "abandono" por parte del PP, Griñán defendió su implicación con Marbella. "Sé que en este municipio se habla poco de Andalucía, de la verdiblanca y del progreso. Pero ese hospital no lo ha hecho la alcaldesa (Ángeles Muñoz), lo ha hecho la Junta". En defensa de la "mejor sanidad pública de España y de Europa", subrayó que en el Hospital de la Costa del Sol "atendemos igual a quien tiene la cartera llena de billetes y al que no tiene nada".

Tras responder sereno a los insultos de unos viandantes que lo interrumpieron  -"Quien no tiene nada que decir insulta"-, Griñán y su comitiva partieron hacia Benalmádena, único municipio que le queda al PSOE en la Costa del Sol tras  un prolongado deterioro electoral que culminó el 20-N. Allí lo esperaba su alcalde, Javier Carnero, con el que paseó por varias calles de Arroyo de la Miel, entró en tiendas, bares y llegó incluso a dar el pésame a una frutera que había perdido a un ser querido. Luego dio otro mitin en la Plaza de España, bajo un sol de justicia y 25 grados, en el que hizo un llamamiento al voto útil de la izquierda: "No os engañéis, sólo hay dos votos posibles, el voto a la derecha y el voto al PSOE. Ésas son las alternativas, no hay más". Griñán se mostró convencido de que los presupuestos del Gobierno de Rajoy llegarán con recortes, con subida de impuestos e incluso de la luz. Hasta tiró de la efeméride del nacimiento de Einstein, del que se cumplieron 133 años, para criticar los recortes en la política educativa y de becas, al preguntarse "cuántos niños han perdido la oportunidad de llegar donde él llegó por no tener recursos sus familias". 

El plato fuerte del día en el territorio hostil, pero clave de Málaga -la provincia ha ganado un escaño a costa de Jaén- llegó por la tarde, en un acto con el sector turístico que sirvió para exhibir músculo al cabeza de lista provincial y consejero del ramo, Luciano Alonso. Ante casi mil personas, en el mayor encuentro-mitin de lo que va de campaña, Griñán charló con empresarios turísticos como Miguel Sánchez, de la patronal hotelera, y Norberto del Castillo, de los empresarios de playas, que aplaudieron la labor de la Junta en este campo. El  candidato presentó su programa para el sector y subrayó que el turismo es una industria vital para Andalucía "que nos hace más cosmopolitas", recordó que "vive de la alegría de vivir" y opinó que para incentivarlo son necesarias más políticas de estímulo y no recortes que depriman el consumo.

También habló de la importancia del turismo para la imagen andaluza. "Lo que peor llevo como presidente de la Junta es darme cuenta día a día de que los andaluces tenemos que esforzarnos el doble y el triple que los otros para que nos midan por lo que somos. Parece un deporte nacional mirarnos por encima del hombro. Hay que cuidar la imagen de Andalucía".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios